“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
01/27/2020

Refugiados ellos son

, por millones estarán muchos años o tal vez nunca más. Violaciones y dolor, hambre acecha cual ladrón, tantos niños sin hogar, sin jardín. La codicia los echó a un mundo sin piedad, con harapos, escasez, suciedad. Son sus casas, carpas que hoy la Onu instaló, es injusto, hay que hacer algo ya. Por la guerra del poder refugiados seguirán padeciendo el horror sin final. Cuántos niños morirán hasta que veamos bien el espanto de existir sin el ser. Fuente/Autor: Anónimo
01/27/2020

SEÑOR… YO TE BUSCO

1. MONICIÓN Toda nuestra vida es una búsqueda de Dios. Y le vamos encontrando paso a paso, momento a momento, en nuestro caminar. La actitud de quien busca… es ya una razón para esperar el encuentro. No te canses. Rastrea las huellas de Dios. Sus manifestaciones están muy cerca de ti: en los hombres, en la naturaleza, en los acontecimientos… Busca el rastro de Dios en sencillez, con paz interior. A Elías, profeta de Dios, se le manifestó Dios en Horeb. Junto a la montaña, esperó la presencia del Señor. Pasó un viento huracanado; pero en el huracán… no estaba Dios. Hubo un terremoto; y en el terremoto… no estaba Dios. También pasó el fuego; y en el fuego… no […]
01/27/2020

Primero de junio de 2013

El poder del testimonio Al amanecer del primero de junio de 1905, solemnidad de la Ascensión del Señor, nuestro santo Fundador puso fin a su extraordinaria experiencia terrenal. Han pasado muchos años, es decir 108, y, como ha sucedido en los tiempos de los apóstoles con Jesús, entre nosotros ya nadie puede decir: “ Yo lo vi “ o “ Yo lo conocí”. La experiencia de la presencia deja lugar solamente al recuerdo. Sin embargo, los scalabrinianos vivimos, de alguna manera, de esa presencia, de ese recuerdo; de hecho, vivimos de su vida, de sus ideas, de su carisma, de su visión profética de la historia, de su testimonio .. Todas estas características contribuyeron para hacer de él una persona […]
01/27/2020

El Peluquero

Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba. Como es costumbre en estos casos entabló una amena conversación con la persona que le atendía. Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios. El barbero dijo: – Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice. – Pero, ¿por qué dice usted eso? -pregunta el cliente. – Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O… dígame, ¿acaso si Dios existiera, habría tantos enfermos? ¿ Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. Yo no puedo pensar que […]