La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
03/12/2020

¡Arriesgarse!

Reír es correr el riesgo de parecer tonto. Llorar es arriesgarse a parecer sentimental. Acercarse a otro ser es arriesgarse a comprometerse. Mostrar emoción es arriesgarse a que te conozcan. Someter a la gente tus ideas y sueños, es ponerlos en riesgo. Amar es correr el riesgo de no ser correspondido. Vivir es arriesgarse a morir. En toda esperanza hay el riesgo de la desesperación. En todo intento, el riesgo es fracasar. Pero los riesgos se han de tomar. Por que el mayor peligro en esta vida, es no arriesgar nada. Porque el que nada arriesga, nada hace…nada tiene…nada es. Tal vez pueda ahorrarse el sufrimiento y dolor, pero a fin de cuentas, no puede aprender, ni sentir, ni cambiar, […]
03/12/2020

Gracias

Gracias, Señor. Gracias por los buenos días que la gente me ha dado, por los apretones de mano que di, por las sonrisas que me han brindado. Gracias por la moto que, fácil, me ha llevado a mis cosas, por la gasolina que la hace correr, por el viento que me acaricio el rostro y por los árboles que me fueron saludando al pasar. Gracias por el metal en mis manos, por sus largas quejas bajo los mordiscos del acero, por la mirada satisfecha del patrón y la carretilla de piezas acabadas. Gracias por el compañero que me presto su lima y por el me abrió la puerta. Gracias por las muchachas con las que me encontré, por el rojo […]
03/12/2020

Señor, ayúdanos a convivir

Señor, cuando contemplo el mundo que creaste, descubro que hiciste suficiente espacio para que podamos convivir todos los seres humanos en él. Concédenos que crezcamos en tu amor. Que miremos a nuestro prójimo con bondad, generosidad, alegría y humildad. Que podamos tratarnos con amor, perdón y vivamos en paz. ¡Hay tantas maneras de hacer feliz a un hermano o a una hermana!…. Que nuestra generosidad no sea en el momento en que estamos bien o para que otros nos vean, sino que nos donemos a cada instante… Señor, mi Dios, que no perdamos este mundo que nos has dado por no saber vivir con…. Amén.
03/12/2020

La falta que me haces

Dios mío. ¡Hay días en que no existes! Sé que me engaño, pero es exactamente lo que siento. Es como si una nube ocultara el sol y mi día se transformase en penumbra. Además de las nubes hay luz, pero dentro de mí no veo nada. Desorientado, busco algún rayo de luz, como quien busca un poco de aire respirable; siento el peso del mundo y de mi pecado; preocupado y oprimido Te invoco, pero no veo, no escucho y no oigo sino el eco de mi grito. En esos días entiendo el drama de los ateos. No creer aunque sea posible. ¡Que falta de perspectiva! ¡Que limite! Después los días se hacen más claros, y veo, siento y respiro […]