“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
01/27/2020

¿Faltan vocaciones, o faltan respuestas?

Cuando me comentan que no hay vocaciones, yo suelo invitar a reflexionar por qué ocurre lo que ocurre. Decimos “no hay vocaciones”, sería más exacto decir “que vocaciones sí hay, porque Dios sigue llamando para todo aquello que la Iglesia y el mundo necesitan. Lo que no hay son respuestas. La voz de Dios se oye sólo cuando hay un cierto grado de silencio interior, es una voz íntima, que resuena sólo a cierta profundidad de uno mismo. El que vive volcado sobre el exterior, acaparado y seducido por las cosas exteriores no puede oír la llamada de Jesucristo. Si uno no se pregunta para qué está en el mundo, qué es lo que de verdad vale la pena en […]
01/27/2020

Poema: Si tú me dices “¡Ven!”

Si tú me dices “¡Ven!” Si tú me dices «¡ven!», lo dejo todo… No volveré siquiera la mirada para mirar a la mujer amada… Pero dímelo fuerte, de tal modo que tu voz, como toque de llamada, vibre hasta el más íntimo recodo del ser, levante el alma de su lodo y hiera el corazón como una espada. Si tú me dices «¡ven!», todo lo dejo. Llegaré a tu santuario casi viejo, y al fulgor de la luz crepuscular; mas he de compensarte mi retardo, difundiéndome ¡Oh Cristo! ¡como un nardo de perfume sutil, ante tu altar! Lee todo en: Si tú me dices “¡Ven!” – Poemas de Amado Nervo http://www.poemas-del-alma.com/si-tu-me-dices-ven.htm#ixzz2lzEelfzb Fuente/Autor: Amado Nervo
01/27/2020

JESÚS

Jesús no vino al mundo de “los cielos”. Vino del propio fondo de las almas; de donde anida el yo: de las regiones internas del Espíritu. ¿Por qué buscarle encima de las nubes? Las nubes no son el trono de los dioses. ¿Por qué buscarle en los candentes astros? Llamas son como el sol que nos alumbra, orbes, de gases inflamados… Llamas nomás. ¿Por qué buscarle en los planetas? Globos son como el nuestro, iluminados por una estrella en cuyo torno giran. Jesús vino de donde vienen los pensamientos más profundos y el más remoto instinto. No descendió: emergió del océano sin fin del subconsciente; volvió a él, y ahí está, sereno y puro. Era y es un eón. El […]
01/27/2020

TENGO MIEDO A DECIRTE QUE SÍ, SEÑOR

TENGO MIEDO A DECIRTE QUE SÍ, Señor, porque… ¿a dónde me vas a llevar?… Tengo miedo a arriesgarme, a firmarte en blanco, de darte un SÍ, que genere una reacción de “sies” en cadena; y sin embargo… ¡no tengo paz! Tú me persigues, Señor, me acechas por todas partes. Me aturdo con ruido porque temo oír tu voz; pero Tú te infiltras en el silencio. Me desvío del camino al verte, pero cuando llego al fondo del sendero, ¡ALLÍ ESTÁS TÚ! ¿Dónde podré esconderme si te encuentro siempre? No, no hay modo de esquivarte. … Pero, es que tengo miedo de decirte que SÍ, Señor. Tengo miedo de alargarte la mano, porque la aferras en la tuya… Tengo miedo de […]