Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
América Latina va contra el muro antiinmigrante
01/27/2020
Por lo menos 28 migrantes heridos al huir de la Patrulla Fronteriza
01/27/2020

Noticias

Realidad y ficción

27 de enero de 2020

: rueda de prensa del Opus Dei para la presentación del proyecto Harambee 2006, en contraposición a la imagen deformada de la Iglesia Católica que se querría presentar en la película “El código Da Vinci”.

Roma

Se ha desarrollado hoy en Roma la rueda de prensa de presentación del proyecto Harambee 2006, nacido con ocasión de la canonización de Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, que ha puesto en marcha ya 24 proyectos de educación en 3 países africanos, promovidos por organizaciones africanas y diversas instituciones de la Iglesia que trabajan establemente en África.

Publicamos una nota informativa difundida por la Sala de Prensa del Opus Dei en Roma.

“Recibimos en estos días diversas peticiones a propósito de la película sobre el Código Da Vinci. Reafirmamos todo cuanto se declaró el 12 de enero pasado: no tenemos intención de polemizar, no habrá ningún boicot ni nada parecido. Proseguiremos con una actitud de transparencia, serenidad y espíritu constructivo.

El Código Da Vinci ofrece una imagen deformada de la Iglesia Católica. La difusión del libro y de la película representa una oportunidad para mostrar la auténtica realidad de la Iglesia. En la Encíclica “Deus Caritas est”, Benedicto XVI ha subrayado que la caridad es un rasgo esencial de la Iglesia: “Amor es el servicio que la Iglesia desarrolla para salir constantemente al encuentro de los sufrimientos y necesidades, también materiales de los hombres” (nº 20).

Como consecuencia, esto puede ser el momento adecuado para dar a conocer el trabajo de servicio que los católicos desarrollan en África desde hace siglos, y para sostener el compromiso de numerosas instituciones de la Iglesia en el continente africano que continúa siendo una de las grandes emergencias del mundo. Muchos se sienten ofendidos por la falta de respeto del Código Da Vinci hacia la fe cristiana. Querríamos invitar hoy a estas personas a manifestar su descontento de modo sereno y constructivo: dando a conocer algunas iniciativas educativas y de cooperación promovidas por católicos en África y participando a su sostenimiento con una contribución. Una pequeña ayuda es un gesto simbólico, pero tiene al mismo tiempo un significado concreto y positivo.

Harambee 2006 presenta cuatro proyectos dirigidos por católicos en África, dos de los cuales están promovidos por miembros del Opus Dei. Al mismo tiempo existen muchas otras iniciativas que merecen la cooperación de todos.

Informar sobre las actividades de solidaridad de los católicos en África es una manera de hacer que la discusión pública provocada por el Código Da Vinci no se limite a una estéril polémica sino que haga nacer un fruto positivo: el mejor conocimiento de un aspecto esencial de la Iglesia Católica y una ayuda concreta a personas necesitadas.
Al mismo tiempo, continuamos confiando en la sensibilidad de la Sony-Columbia, y en su capacidad de reaccionar de modo constructivo.

No basta ofrecer al ofendido la oportunidad de defenderse mientras la ofensa permanece. Un comportamiento correcto es evitar la ofensa cuando todavía es posible. Faltan todavía tres meses para su estreno. Por tanto tengamos todavía la esperanza de que se decida omitir, en la edición final de la película, las referencias que ofenden a los católicos. Sería un gesto conciliador muy apreciado, especialmente en estos momentos en los que todos sienten las penosas consecuencias de la intolerancia. La Sony-Columbia está a tiempo de demostrar que la libertad de expresión es compatible con el respeto de las creencias de los demás; puede demostrar que el respeto es un acto libre que nace de la sensibilidad, y no una consecuencia de la censura ni de las amenazas.

Tomando una decisión conciliadora, la Sony-Columbia haría un servicio a la causa del diálogo entre las culturas y haría honor a su tradición”.

Fuente/Autor: Agencia Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *