“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
IX FORO SOCIAL MUNDIAL (2): PUEBLOS ORIGINARIOS POR LA PAZ Y LA JUSTICIA
01/27/2020
Fallece José Tavares de Barros, pionero de la educomunicación
01/27/2020

Noticias

Emanuel: nuevo Gobierno ha introducido “un cambio de rumbo” sobre inmigración

27 de enero de 2020

Washington, Estados Unidos – 6 febrero

El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, aseguró hoy que con la llegada de la nueva Administración presidida por Barack Obama se ha producido un cambio en la actitud hacia la inmigración.

En declaraciones a un reducido grupo de periodistas hispanos, Emanuel citó como ejemplo la firma, el miércoles, de la ley SCHIP (Programa de Seguro de Salud Infantil Estatal) a manos del presidente Barack Obama.

Esta ley, según recordó Emanuel, aumenta la cobertura sanitaria de siete a once millones de niños y por primera vez incluye a los hijos de emigrantes legales.

El hecho de que se haya incluido a estos niños, pese a la resistencia de sectores republicanos, aseguró el jefe de Gabinete y antiguo “número dos” demócrata en la Cámara de Representantes, indica que “la flecha ha comenzado a apuntar en una dirección distinta”.

La decisión de apostar por una medida que incluyera a los inmigrantes legales correspondió al propio Obama, reveló el jefe de Gabinete, que aseguró que “lo cómodo hubiera sido quedarnos con el proyecto de ley anterior”, que excluía a los inmigrantes.

Ese proyecto de ley ya había sido aprobado por el Congreso en dos ocasiones durante la anterior legislatura pero las dos veces el presidente anterior, George W. Bush, la vetó.

Según el jefe de Gabinete, esta medida firmada el miércoles representa “un adelanto” en medidas más favorables a la inmigración durante el mandato de Obama.

El alto funcionario destacó que la primera entrevista de Obama con un líder extranjero fue con el presidente mexicano, Felipe Calderón, en un anticipo de la importancia que asigna a la región y la comunidad hispanohablante.

Hasta el momento -y después de que el gobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson, retirara su candidatura a la secretaría de Comercio- el Gabinete de Obama cuenta con dos carteras hispanas, la de Ken Salazar en Interior y la de Hilda Solís en Trabajo, aunque esta última no ha sido aún confirmada.

El jefe de Gabinete consideró que se trata de “dos nombramientos muy buenos”, aunque indicó que a la hora de enviar un mensaje de apoyo a la comunidad hispana tan importantes son los nombramientos que se efectúan como “las políticas que se adoptan”.

“Puedes nombrar a gente, pero si las políticas no son las adecuadas entonces da igual”, insistió.

Emanuel, que recordó que él mismo es hijo y nieto de inmigrantes, no quiso indicar cuándo el presidente podría plantearse una reforma migratoria y si se produciría en su primer mandato o quedaría para un posible segundo.

“En lo que hay que centrarse es que la firma de ayer representa un cambio de rumbo. No voy a ponerle un plazo”, indicó.

Sí dejó claro que, por el momento, la gran prioridad, en la que se centra todo el Gobierno, es la aprobación del plan de estímulo que defiende Obama como imprescindible para atajar la crisis económica y que el Senado debate esta semana.

El presidente estadounidense asegura que el plan, que en su versión en el Senado está ya valorado en 900.000 millones de dólares, servirá para crear o salvar entre tres y cuatro millones de empleos.

Sin embargo, la minoría republicana se muestra reacia al plan, al considerar que destina poco dinero al recorte de impuestos y que contiene muchas partidas que harán poco por estimular la economía y que, en cambio, despilfarrarán el dinero.

En la actualidad, cerca de 275.000 millones de dólares se destinarán a recortes de impuestos para las familias y pequeñas empresas y en torno a medio billón de dólares se dedicará a proyectos de inversión en infraestructuras, educación y sanidad, entre otros sectores.

Emanuel aseguró que aunque el plan no contiene partidas específicas para la comunidad hispana, una de las más afectadas por la crisis económica, sí beneficiará a este grupo.

Destacó, entre otros asuntos, las partidas dedicadas al recorte de impuestos para las familias o por hijos.

La Casa Blanca se ha fijado el objetivo de que la medida esté lista para el 16 de febrero, para lo que desarrolla intensas negociaciones esta semana.

“Nadie se va a ir a ninguna parte hasta que esto esté resuelto”, subrayó Emanuel.

Fuente/Autor: Macarena Vidal – EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *