Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Es la Hora de la Misión
01/27/2020
La oración y el silencio
01/27/2020

Noticias

Un Nuevo Sacerdote Scalabriniano Mexicano

27 de enero de 2020

Mi nombre es Teófilo Ramírez Moreno soy hijo de José Ascención Ramírez Palafox y Petra Moreno Flores, nací el 17 de abril de 1979 en Zapopan Jalisco. Soy el segundo hijo de cuatro hermanos, Alma Delia, Laura Angélica y José Daniel. Mi familia vive actualmente en Ahualulco de Mercado, Jalisco. La caminada vocacional fue marcada por experiencias que fueron concretizando una respuesta definitiva. Ingrese al Seminario de los Misioneros de San Carlos –Scalabrinianos en Guadalajara en donde hice el año propedéutico. En este año conocí a los Misioneros de San Carlos y al final del año viví el trabajo misionero en la frontera México – Guatemala, experiencia que marco mi vida y fortaleció la decisión de pertenecer a la Congregación. Realice los estudios filosóficos en la Ciudad de México. Después fui admitido al postulantado en la ciudad de Tijuana Baja California. Durante este tiempo percibí la realidad de muchas personas que son deportadas de Estados Unidos y como de alguna manera el sueño de proporcionar bien estar para la familia que se encuentra lejos se ve truncado. Mas la esperanza y sueño no termina, muchos arriesgan la vida para dar continuidad a tal sueño. En este tiempo historias reales y desafíos me ayudaron a reafirmar lo que un día inicio como inquietud, a dar pasos concretos en mi vida. Inicie el año de noviciado en Purépero Michoacán e hice la primera profesión Religiosa el día 28 de noviembre de 2009. En esta vez de manera pública manifesté mi SI a consagrar mi VIDA a Dios. Fui enviado a realizar mis estudios teológicos en el Instituto Teológicos de Sao Paulo en Brasil. Durante estos años experimente el ser extranjero, el aprender otra lengua y vivir con otras costumbres, experiencias que enriquecen mi persona. También en estos años aprendí la riqueza de la unidad en la diversidad, pues viví y estudie con personas de otras nacionalidades y de otros credos religiosos. En noviembre de 2013 de manera DEFINITIVA realizo mi SI a la vida consagrada junto con los Misioneros de Sao Carlos – Scalabrinianos. Actualmente desempeño mi servicio diaconal en la Iglesia Nuestra Señora de la Paz en Sao Paulo, Brasil donde descubro la riqueza de la Iglesia que camina y vivo esta Iglesia de migrantes.

Fuente/Autor: La Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *