Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Da México trato de animal a inmigrantes
01/27/2020
Declaran a municipio mexicano “santuario” para inmigrantes centroamericanos
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Refugiados de Zimbabwe en Sudáfrica

27 de enero de 2020

“Como cristianos tenemos el deber de acoger a los refugiados de Zimbabwe” afirma el Presidente de los Obispos sudafricanos.

Pretoria, Sudáfrica.

Los Obispos sudafricanos denuncian las discriminaciones que sufren los ciudadanos de Zimbabwe emigrados en Sudáfrica a causa de la grave crisis política y económica del País.

En un comunicado, enviado a la Agencia Fides, S.E. Mons. Butti Tlhagales, Arzobispo de Johannesburgo y Presidente de la Conferencia Episcopal de África del sur, afirma que los zimbabwense “llegan en Sudáfrica en búsqueda de condiciones de sustentamiento para ellos y para la propia familia. Ellos son más que trabajadores emigrantes. Estos hombres, y en mayor medida, mujeres y niños, son refugiados a causa de la crisis política y económica del País. El objetivo de ellos es preservar la propia vida y la de sus familiares a través del acceso a la comida, a las medicinas y al trabajo para pagar estos bienes, y no convertirse en residentes sudafricanos permanentes”

Mons. Tlhagale describe así la situación en Zimbabwe: “En los últimos 9 meses las condiciones de vida de la población en Zimbabwe se han deteriorado hasta el punto que la supervivencia se ha vuelto una lucha cotidiana para la mayor parte de la población. A Bulawayo, por ejemplo, habían solo 50-60 funerales en julio y agosto de 2006. En julio de 2007 fueron 746 sepulturas y en agosto 867”

“No obstante las terribles condiciones de Zimbabwe, estas personas no son bien acogidas cuando llegan en Sudáfrica” afirma el Presidente de los Obispos sudafricanos. “Nos lamentamos que nos quiten el trabajo o el alimento. Les hacemos sentir indeseables en nuestras iglesias y en nuestras comunidades. Los aprovechamos pagándoles bien por debajo del mínimo sindical y amenazando de denunciarlos a la policía cuando se lamentan de
nuestro comportamiento”.

“¿Como cristianos, cómo debemos comportarnos? ¿Cómo debemos responder?” se pregunta Mons. Tlhagale. Recordando el mensaje evangélico (“Era extranjero y me acogieron”, Mt 25,30), el Arzobispo de Johannesburgo responde que “Jesús exhorta a sus discípulos a hacer la cosa justa – acoger a los extranjeros y vestir a las personas privadas de vestidos. Los refugiados de Zimbabwe son los extranjeros de hoy. Están desnudos, con frecuencia no tienen más que unos pocos vestidos”.

“Nuestra respuesta como Iglesia y como nación debe ser aquella de la caridad y del hacerse cargo. Cada uno de nosotros puede enseñar a sí mismo y a aquellos que lo circundan que debemos mirar a los refugiados zimbabwenses en primer lugar como hermanos y hermanas necesitados en vez de amenazas. También pequeños gestos de acogida son bienvenidos y la compasión hace la diferencia” concluye Mons. Tlhagle.

Fuente/Autor: Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *