Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Calderón deplora que precampañas de EU. compitan por ser ‘más anti mexicano’
01/27/2020
Acusan a policías de ‘cazar’ a latinos
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Da México trato de animal a inmigrantes

27 de enero de 2020

Duermen en el piso, comen alimentos en mal estado y sufren acoso sexual .

Duermen en el suelo con una cobija sucia, comen alimentos en mal estado, tienen un garrafón de agua pero sin un vaso para beberla, además de que sufren insinuaciones sexuales de policías. Es la situación que denuncian extranjeros detenidos en la estación migratoria de Iztapalapa.

La organización civil Sin Fronteras informa que ha recibido 139 quejas sobre condiciones inapropiadas para la higiene de los detenidos, así como 87 por mala calidad en la comida que reciben.

De acuerdo con la asociación, los abusos y las carencias no se justifican debido a los recursos que asignan a esos centros del Instituto Nacional de Migración (INM).

Mediante la Ley de Acceso a la Información, Sin Fronteras solicitó datos sobre el presupuesto para la estación y los rubros específicos en que se gasta. La respuesta que se dio fue la correspondiente a Tapachula, Chiapas.

Sin embargo, a través de la consultora externa Friné Salguero, se conoció que en 2006 el INM gastó 11 millones 505 mil pesos en alimentos; 357 mil 421 pesos en agua —sin especificar si fue envasada o corriente— y un millón 890 mil 716 pesos en limpieza. “Si hay tanto dinero, ¿por qué sigue sucio y la gente prefiere dormir en el suelo?, inquirió Friné.

Entre los planes del INM para 2008 están crear el puesto de especialista en estaciones migratorias, para lo cual serían contratados 354 nuevos funcionarios, adquirir 30 vehículos e incluir cepillo, pasta de dientes, desodorante y rastrillo en el paquete básico de enseres para migrantes.

Cecilia Romero, comisionada del INM, rechazó la versión de Sin Fronteras respecto a las carencias. “Especialmente en el Distrito Federal tenemos una gran supervisión”, afirmó.

Aseguró que a Sin Fronteras se le ha atendido “hasta la saciedad”.

Defendió la compra de vehículos que realizará el INM el año próximo porque los actuales “ya están muy chafas y es necesario reemplazarlos”.

Fuente/Autor: Claudia Altamirano/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *