Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
SEXUALIDAD MASCULINA
01/27/2020
EL CABALLO DE TROYA EN LOS ESTADOS UNIDOS
01/27/2020

Temas

¿Qué onda con las campañas electorales?

27 de enero de 2020

Se estima que en las próximas elecciones voten por primera vez alrededor de 3 millones 200 mil jóvenes, pero ¿cómo pretenden los partidos acercarse a este “jugoso” mercado que puede ser decisivo para ellos sobre todo para 2012?

La población entre 18 y 24 años de edad representan un mercado político potencial de 14 millones de votos (casi 15% del electorado), muchos de los cuales acudirán a emitir su voto por primera vez (4 millones de entre 18 y 19 años). Por ello, no es de extrañar que nos bombardeen con spots y todo tipo de mensajes de partidos políticos que nos invitarán a darles nuestro voto, porque ¿quién dejaría ir tal manjar?

Lo difícil está en convencer a los jóvenes entre 18 y 34 años de edad (la llamada generación web), pues hace algún tiempo, una encuesta de la Comisión de la Juventud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal señalaba que el 83% de los jóvenes consultados no simpatizaban con algún partido político. Los escándalos de corrupción y el desinterés habían menoscabado el atractivo entre los ciudadanos más jóvenes.

Los partidos políticos en México han decepcionado a más de uno, hablar de ellos es comenzar con promesas incumplidas, ambición que busca mantenerse en el poder a toda costa, lejanía que sólo se acerca por conveniencia, seres demagógicos que por medio de un falso discurso engañan al mexicano para utilizarlo a su beneficio.

¿Quién nos dice que estas elecciones serán diferentes, que los partidos políticos han cambiado, que los candidatos no se dejarán llevar por el interés propio y buscarán beneficiar a la sociedad? Algún candidato que escriba su opinión en la parte inferior de la página diría: “Compañero yo también estoy cansado de eso, es por eso que busco ser diputado, necesitamos cambiar, yo provengo del pueblo y he sufrido con él, denme su voto de confianza y verán que no quedarán decepcionados”.

Nuestros gobernantes, ¿son nuestro reflejo?

¿Será que nuestros gobernantes vienen de otro México? o ¿será que nuestros gobernantes son el reflejo de la sociedad? Pensemos por un momento en las personas que nos gobiernan; si bien algunos provienen de grupos que se han logrado mantenerse en el poder desde tiempos de la Revolución, también es cierto que muchos mexicanos “comunes” han llegado a ocupar curúles, pero entonces ¿qué pasó con aquellos que en el movimiento del 68 luchaban por sus ideales y que en este momento están como senadores?, ¿con las personas humildes que alcanzaron un puesto gubernamental?, ¿dónde quedó el cambio que buscaban?, ¿se corrompieron?

Para muchos, el cambio es imposible. Si esta premisa fuera cierta, si no pudiésemos cambiar, entonces ¿por qué votamos? Si los actuales candidatos no van a lograr nada, ¿para qué los elegimos?

La sociedad está ávida de un cambio, una transformación, pero parece que la vida nos orilla a direccionar el origen de este cambio, parece ser que la regeneración no debe venir de nuestros gobernantes, ¿será que debe provenir de la sociedad?

Los mexicanos que aún somos jóvenes debemos estar conscientes de que si seguimos con las mismas prácticas corruptas, sin escrúpulos, viendo sólo por nosotros mismos, enajenándonos con nuestro beneficio, mintiendo, engañando, comprando cosas robadas, facilitando trámites con “palancas”, dejaremos a México igual o peor que antes de nuestro paso. Lo que nuestro país necesita son jóvenes que no se dejen influenciar por la corruptela y sus vicios que abundan en la vida política de nuestro país.
Hagamos a un lado la queja, no porque no haya motivo, sino para enfocarnos en qué podemos hacer nosotros. Llegará el día en que podremos alcanzar uno de esos lugares que en estos tiempos señalamos y será el momento de actuar según los valores que nos hayamos impuesto desde nuestra juventud.

Internet, la nueva plataforma de campaña

En México hay 22.7 millones de usuarios de Internet; 44% de ellos tienen entre 20 y 34 años de edad, así que no te sorprenda si en los próximos días o meses te llega un mensaje vía e-mail, Hi5, Facebook, blog o YouTube, ya que los partidos están buscando llegar a los jóvenes a través de “sus medios”.

Las páginas de Internet, los sms´s y el bluetooth, que son utilizados por unos 11 millones de jóvenes en México, serán inundados por la más diversa propaganda de partidos políticos con la intención de hacerse de ese mercado de potenciales votantes, que podrían hacer la diferencia en las próximas elecciones, pero sobre todo con miras al 2012.

Estas campañas no se podrán regular al cien por ciento, según dijo el consejero electoral Marco Gómez Alcántar, pues Internet es un medio de comunicación y puede ser sujeto a difundir los mensajes de los partidos políticos; sólo si esa propaganda atenta contra la libertad de expresión, el Instituto Federal Electoral podrá “bajarla”.

¿Importará el medio por el que envíen sus mensajes políticos? La verdad es que lo que necesitamos no es una nueva forma de hacer propaganda, sino cambios en la política que nos hagan confiar nuevamente en ella.

“Urge ya, en estos tiempos de política de mostrador, dejar de avergonzarse de ser honrado… La política virtuosa es la única útil y durable”.
José Marti

Fuente/Autor: Miguel Ángel Pallares Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *