“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Respuesta de Bush a críticas sobre falta de seguridad
01/27/2020
Diócesis festejarán a sus nuevos beatos
01/27/2020

Noticias

Presentación del Dossier Estadístico sobre Inmigración Caritas/Migrantes 2005

27 de enero de 2020

Les mando un archivo ya traducido por supuesto del ultimo dossier estadístico que hizo la Cáritas junto a la fundación Migrantes donde está un hermano nuestro al cargo y este año hicieron hincapié en la figura de Scalabrini. Es un resumen ve si lo puedes acomodar en lapagina web.
Ya te mandaré otros documentos mas después…
Saludos desde Roma

Humberto Chacon Flores

“Inmigración es globalización” – Roma, 27de octubre 2005
El Dossier Estadístico Inmigración 2005

El punto de vista

El fenómeno de la inmigración en Italia es, respecto a otros países como Francia e Inglaterra, bastante reciente. Quizás por esta razón no siempre se encuentra una actitud equilibrada en favor de los inmigrantes. En un reciente sondeo apareció que el 58% de los entrevistados considera los extranjeros la
causa principal del aumento de la violencia. El porqué de esta visión general –migrante igual violencia – se revisaría en el trabajo superficial de algunos media; pero ciertamente es un punto de vista que ha tergiversado todo lo que la inmigración representa hoy, y mal se conjuga con las prospectivas futuras de Italia.

Los números

En este caso los número hablan por sí solos. Al inicio del 2005, según la estimación de la Cáritas y de la fundación Migrantes, los inmigrantes regulares en Italia son 2,786,000, mientras en el 1970 eran solo 144 mil. Estos constituyen más de un décimo de los 23 millones de inmigrantes con permiso de residencia en los 25 miembros de la Unión Europea. Dentro del 10 años los inmigrantes serán 6 millones y más allá podrían llegar a un sexto de la población, como lo es actualmente en Canadá, uno de los países con mayor incidencia de extranjeros. Los menores son casi medio millón y, entre recién llegados y nacimientos, aumentan al ritmo de casi 100mil al año. Los hijos de los inmigrantes que van a la escuela son 362 mil. Actualmente 800 mil personas han sumado una presencia en Italia de 5 años y en el 2008 se convertirán en un millón y medio.La tendencia a inserirse de modo estable se verifica también del mercado inmobiliario: cada ocho casas vendidas, una es comprada por un inmigrante. Solo en el 2004, los inmigrantes habían invertido en inmuebles 10 billones de euros, en buena parte recorriendo a préstamos y créditos.Las comunidades más grandes en Italia vienen del este de Europa: Polonia, Rumania, Albania y Ucrania; del África: especialmente de Marruecos, Senegal, Ghana; de América: Colombia, Perú, Ecuador y Brasil y del Asia: Filipinas, considerando que en Roma existe un gran comunidad china.

Economía

Abirse a la migración es una exigencia dictada sobre todo del sistema productivo que, especialmente en este momento difícil para la economía, necesita de mano de obra extranjera, equivalente al 9% de toda la fuerza laboral. Respecto a los italianos los inmigrantes tienen una movilidad doble y esto es más funcional a las exigencias del mercado ocupacional. De mil inmigrantes, 75 se mueven al interno del país, sobre todo hacia las regiones del Norte. Se trata también de personas muy instruidas, con el 38% entre graduados y licenciados. Lamentablemente no siempre vienen adecuadamente valorizados a causa de las carentes recalificaciones profesionales, tan verdad es que el 60% de estos se sienten en desventaja. Sus empleos son la mayor parte precarios y esto explica el porqué, en el curso del 2004, más de un tercio de los inmigrantes presentes tenía estipulado nuevos contratos de trabajo: en todo son casi un millón los que son sujetos a cambiar de lugar. Sobre los nuevos contratos las mujeres, si bien representan el 48% de la población inmigrante, repercuten en un tercio.
¿Los beneficios traídos por los migrantes encuentran correspondencia en términos de acogida? La respuesta no es tan obvia. De la relación de la Corte de Cuentas resulta que cada 5 euros (60 pesos) de los fondos públicos destinados a los inmigrantes, 4 vienen utilizados para el combate de flujos de migrantes irregulares y 1 para la integración.

Ocupaciones

Los sectores ocupacionales en los cuales vienen incluidos los trabajadores inmigrantes son: para el 6% en agricultura, poco más del 50% en los servicios y el resto en la industria. Además del sector agrícola, son interesados en sectores tales como de la construcción, del turismo, de la limpieza y especialmente en la colaboración en las casas con las familias, con más de un medio millón de empleados.Hay otras ocupaciones que tienen menor número, pero que son importantes. En Italia faltan cada año miles de enfermeros y 28 mil extranjeros están ya trabajando en este campo, no obstante las dificultades burocráticas en el reconocimento de los títulos.

Burocracia

No va mejor a nivel burocrático. El tiempo para hacer el documento que permite la residencia de modo legal (permesso di soggiorno) a los inmigrantes no dura 20 días, como dispone la ley, sino que 5 veces más. Es decir, 100 días, igual 3 meses. Y no solamente es esto si sumamos los tiempos de espera en las oficinas y el trato de los empleados en ellas.
Por lo tanto, quienquiera convertirse en ciudadano italiano no encuentra un camino derecho y sin piedras, sino una carga de restricciones y lentezas burocráticas. Las disposiciones de naturalización son casi 10 mil al año. Y es lamentable que la capacidad de modificar esta situación insatisfactoria es inversamente propocional al número de las propuestas de ley presentadas para modificar la ley.

Accidentes

En el trabajo, el riesgo de accidentes para los inmigrantes es dos veces más elevado y, diversamente a cuanto sucede con los trabajadores italianos, y la tendencia va en aumento. En el 2004 se trató, lamentablente, de 115,773 accidentes, de los cuales 116 mortales.

Salud
Los datos sobre la salud de los inmigrantes, obtenidos de 400 mil tarjetas de ingreso a hospitales, atestiguan condiciones de problemas derivados al tipo de trabajo y de las carencias de recibimiento en los centro de salud. Las dificultades en el conducir una vida normal afectiva y familiar y la poca información sobre la prevención, obstaculizan a menudo también el derecho primario como aquello de la maternidad.

Seguridad y derechos civiles

El mar no es solo una vía de acceso a Italia sino también un gran peligro. En España se estimó que en el 2004 murieron 500 migrantes, explotados y transportados en medios inseguros. En Italia se sabe que desembarcaron, especialmente en Sicilia, 13,635 personas pero no se conoce el número de cuántas desaparecieron en la travesía. Los traficantes se obstinan en las mujeres, frecuentemente explotadas con fines sexuales si no hasta reducidas en esclavitud. Desde el 1998 hasta hoy, 6,781 son las víctimas encaminadas en proyectos de acogida e inserción y 28,190 encaminadas a servicios socio-asistenciales.

Prospectivas

El número de los inmigrantes “legales” aumenterá, con casi 100 mil personas interesadas al reencuentro familiar y otras 200 mil que piden de inserirse en las empresas. Pero la inmigración en Italia no continuará de esta manera regular. De los datos de los Centros de Atención de la Cáritas, donde dos tercios de las personas que pasan son extranjeros, resulta que en el 40% de los casos falta el permiso de residencia. Una presencia consistente y en crecimiento, portadora de una larga serie de beneficios, pero también de diversos aspectos problemáticos.
Con el eslogan “Inmigración es globalización”, la Cáritas y Migrantes han querido subrayar como la convivencia entre las culturas debe ser considerada una condición natural cotidiana. También la pertenencia religiosa, caracterizada de una mitad de católicos, de un tercio de musulmanes y la presencia de otros credos, no debe ser un pretexto de contraposición sino una ocasión de dialogo y de recíproca adaptación en el ámbito de las reglas civiles sinceramente compartidas. La identidad de un pueblo en evolución es estrechamente unido a la capacidad de enamoramiento de la identidad de otros pueblos; este tipo de sentimiento conlleva a la verdadera cultura y la garantía de éxito pasa a través de la acogida. Que este sea un auspicio, una esperanza concreta y no un simple sueño, depende de nosotros y de los migrantes el actuarlo.

Fuente/Autor: Humberto Chacón Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *