La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
XV Jornada de oración y ayuno por los misioneros mártires
01/27/2020
OFICINA DERECHOS HUMANOS – CASA DEL MIGRANTE – TECÚN UMÁN SAN MARCOS, Guatemala
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

No presionará Felipe Calderón por una reforma migratoria

27 de enero de 2020

En su próxima entrevista con el presidente George W Bush, el mandatario mexicano expondrá su plan para que sus compatriotas no emigren.

El presidente Felipe Calderón no defenderá una reforma migratoria cuando se reúna la próxima semana con su colega estadounidense George W. Bush. En lugar de ello, explicará qué piensa hacer para que los mexicanos se queden en su país.

Calderón, que asumió el 1 de diciembre, ha prometido que tomará 100 acciones durante sus primeros 100 días en el puesto, muchas de las cuales representan los primeros pasos para “curar” la larga tradición de mexicanos que emigran a Estados Unidos.

Si son ejecutadas, sus propuestas podrían ayudar a transformar a México de un país con un crecimiento, productividad y salarios relativamente bajos que exporta mano de obra, en una economía rica en inversiones y producción de empleos con mejores estándares de vida para sus 107 millones de habitantes, de los cuales casi la mitad aún viven en la pobreza.

Incluso un éxito muy modesto para Calderón mejoraría lo alcanzado por su predecesor Vicente Fox, que no logró convencer a Estados Unidos a que aceptara mexicanos como trabajadores invitados ni tampoco pudo lograr las reformas que propuso.

Al igual que Fox, Calderón enfrenta a poderosos monopolios y oligopolios mexicanos, líderes sindicales y políticos de la vieja guardia que se han resistido a efectuar cambios a un sistema que concentra el poder y la riqueza en un pequeño número de manos y bloquea los intentos para mejorar la competencia, bajar los precios al consumidor y abrir el mercado de trabajo a más gente.

A diferencia de Fox, Calderón ha mostrado que puede lograr que los legisladores y otras personas respalden sus planes: el Congreso aprobó unánimemente su presupuesto federal del 2007 y ha unido a los gobiernos estatales detrás de una cruzada nacional contra el narcotráfico.

Entre otras cosas, ha prometido reformas laborales, judiciales y energéticas para alentar la inversión, promover la competencia y crear empleos; mejorar la recaudación fiscal para generar más ingresos con el fin de combatir la pobreza y mejorar la educación; otorgar servicios médicos para todos y dar apoyo a las empresas pequeñas y medianas.

El “curar” el fenómeno migratorio requerirá mucho más que los seis años que dura su período, dice Calderón. Con esto en mente, estableció la meta de aumentar el ingreso per cápita de los mexicanos de aproximadamente 8.000 dólares anuales a aproximadamente 30.000 para el 2030.

“No será fácil, no será rápido, pero sí es posible”, señaló el mandatario.

Calderón y Bush se reunirán en Mérida, capital del estado de Yucatán, el 13 y el 14 de marzo. Las autoridades no han revelado los detalles de la agenda, pero además de la inmigración, se espera que los dos hablen sobre el tráfico de drogas y las disputas comerciales no resueltas en torno a los productos agrícolas y los derechos de los camioneros.

Los inmigrantes que se dirigen a Estados Unidos incluyen no sólo trabajadores pobres de bajo nivel educativo, sino también empresarios de clase media, graduados universitarios y profesionales. Muchos sí tienen empleo en México, pero los salarios no están a la altura de su talento o experiencia, y hay mucha discriminación en los sitios de trabajo.

Fuente/Autor: Servicios Diario San Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *