Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Abandonan 50% la universidad
01/27/2020
ANIVERSARIO ORDENACIÓN DEL PADRE IGNACIO GUTIÉRREZ RODRÍGUEZ
01/27/2020

Noticias

Niega ANUIES fracaso de educación

27 de enero de 2020

Señalan que el 50 por ciento de deserción es un porcentaje alto, pero no está alejado de la media internacional, que es del 30 por ciento.

Ciudad de México

La deserción universitaria es un tema complejo, pero ese fenómeno no puede definirse como un fracaso del sistema de la educación superior en el país, sostuvo Alejandra Romo, de la dirección de Estudios y Proyectos Especiales de la ANUIES.

El 50 por ciento de deserción, dijo en entrevista, es un porcentaje alto, pero no está alejado de la media internacional, que es del 30 por ciento.

La especialista de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Superior dio a conocer que ya se estudian los factores que están detrás de las cifras sobre abandono de estudios universitarios.

Y es que para Romo, hay diversos factores que influyen para que un alumno abandone sus estudios.

Entre ellos, refirió, está la falta de adaptación de los estudiantes al sistema universitario, la forma en que se selecciona la carrera, el ingresar a su segunda opción, así como las trayectorias escolares.

“El proceso de adaptación a las instituciones no es fácil y no todos lo brincan de la misma manera”, externó.

Indicó que pasar de la educación media superior a la superior, donde hay nuevos compromisos y una nueva relación con el personal docente, y mayor rigor académico, implica un proceso de adaptación que muchos estudiantes no lograr sortear.

“Para decirlo llanamente, el maestro ya no dicta, como dicta en la prepa o en la secundaria, y todas estas cosas les afecta de manera diferente a las personas y a algunos de manera radical”, estimó.

Otros factores, dijo, son la mala elección de la carrera o que el estudiante tenía una idea diferente de la misma, entonces, baja su rendimiento escolar y acaban abandonando sus estudios.

“Esa mala información también tiene origen en varias fuente, una del propio estudiante, la falta de información de las instituciones y la deficiente orientación vocacional en los ciclos previos”, abundó.

Además, señaló, la nueva medida que han adoptado muchas instituciones, denominada la segunda opción, también contribuye al desencanto, ya que tal vez se logra entrar a la institución, pero no a la carrera que querían.

Fuente/Autor: Sonia del Valle/MURAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *