Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Coarta tren el sueño americano de ilegales
01/27/2020
Arellano, de santuario a albergue en México
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Migración prevé repatriar a 900 centroamericanos

27 de enero de 2020

l Instituto Nacional de Migración (INM) calcula que hasta el martes había unos mil 200 migrantes centroamericanos varados en los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, y que al no encontrar la manera de desplazarse hacia la frontera con Estados Unidos prevé repatriar a 900 de ellos.

Jueves 16 de agosto de 2007

TENOSIQUE, Tab.— El Instituto Nacional de Migración (INM) calcula que hasta el martes había unos mil 200 migrantes centroamericanos varados en los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, y que al no encontrar la manera de desplazarse hacia la frontera con Estados Unidos prevé repatriar a 900 de ellos.
Hasta ayer, las autoridades tenían asegurados a más de 600 indocumentados que, según Migración, se acogieron al programa de repatriación, que les permitirá regresar a sus lugares de origen desde la estación migratoria Siglo XXI, ubicada en Tapachula, Chiapas.

Con ello, otras 600 personas están dispersas a lo largo de la vía del tren de carga de la empresa Chiapas-Mayab, que a finales de julio suspendió sus corridas desde Arriaga, Chiapas, y Mérida, Yucatán.

El INM documentó el año pasado la detención de 90 mil 601 inmigrantes ilegales a su paso por Chiapas.

Mientras tanto, la corriente de migrantes asentada a lo largo de la vía del ferrocarril, en el tramo Tenosique-Emiliano Zapata, se mantiene igual a pesar del operativo efectuado la mañana de ayer por fuerzas federales, estatales y militares con el propósito de repatriar a los centroamericanos estacionados en esta frontera.

Los ilegales retornaron a los potreros y parajes adyacentes a las vías del tren, luego de que se habían dispersado en los montes aledaños; habían “agarrado pal´ monte” al entrar el operativo de la Policía Federal Preventiva y del Instituto Nacional de Migración para asegurarlos.

El sacerdote Juan Pablo Chávez, directivo del Comité Ciudadano de Derechos Humanos de Tenosique (CCDHT) y de la Casa del Migrante, consideró arbitraria la política asumida por el gobierno mexicano contra los indocumentados, puesto que en lugar de apoyarlos humanitariamente, los trata con el mismo rasero con que Estados Unidos trata a los indocumentados mexicanos.

El asesor jurídico del Comité Estatal de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab), Efraín Rodríguez León, sostuvo que los operativos del gobierno federal son violatorios y atentan contra la integridad y los derechos de los inmigrantes.

Chávez y Rodríguez dijeron que ni el Ejército ni ninguna policía tienen facultades para asegurar a los centroamericanos. Lamentaron la actitud de las fuerzas de seguridad que destrozaron e incendiaron sus campamentos improvisados con plásticos, así como mochilas, víveres y otras pertenencias que contaban para “aguantar” el arribo del tren de carga, que desde el 28 de julio cesó sus actividades en el sureste del país.

Las fuerzas de seguridad y militares realizan rondines por la cabecera municipal para resguardar el orden y detienen a los migrantes que encuentran a su paso.

Pero la mayor concentración de indocumentados ocurre sobre las vías del tren a la salida de esta ciudad.

El sacerdote Chávez destacó que en la multitud de inmigrantes estacionados aquí, que cada día aumenta más, crece el problema de la alimentación y enfermedades, pues es gente que carece de recursos y por eso van en busca de trabajo.

Sobresalen varones jóvenes y uno que otro adulto mayor de edad, pero también hay niños, muchachas y mujeres embarazadas.

Ayuda humanitaria

La Casa de Migrante en Tenosique lleva diariamente al área donde se concentran los refugiados centroamericanos unas 300 raciones de alimento y agua. Además proporcionan antibióticos para los enfermos.

Entregar la comida para este grupo es un problema, ya que cuando llegan se crea un caos a su alrededor con los inmigrantes hambrientos.

En la Casa del Inmigrante diariamente se proporciona albergue a unas 60 personas, pues el local es pequeño y se llena al máximo.

Ante esta emergencia, el organismo de ayuda humanitaria se ha visto rebasado y los grupos parroquiales realizan su máximo esfuerzo para buscar apoyos, aunque prácticamente “ya no hay nada para repartir”, dice el sacerdote Juan Pablo Chávez.

La Casa del Migrante de Tenosique está registrada sólo para dar albergue a varones, ha atendido a mujeres.

Fuente/Autor: Roiberto Barboza / El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *