Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
De cara a la realidad de los inmigrantes
01/27/2020
ADOPTA NUEVA JERSEY A INDOCUMENTADOS
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Coarta tren el sueño americano de ilegales

27 de enero de 2020

Cientos de centroamericanos permanecen varados por la cancelación del Chiapas-Mayab; algunos regresan a sus países por temor a polleros y agentes.

ARRIAGA, Chis.— A dos semanas de que la empresa ferrocarrilera Chiapas-Mayab suspendió operaciones, centenares de indocumentados centroamericanos permanecen varados en varios puntos de la línea ferroviaria, como Arriaga y Palenque, Chiapas, y Tenosique, Tabasco.
Muchos de ellos, quienes estaban en los límites de Chiapas y Oaxaca, han tenido que caminar hasta una semana a marchas forzadas –180 kilómetros— para llegar a Ixtepec y embarcarse desde ahí hacia el norte.

Otros han optado por retornar caminando unos 300 kilómetros hacia Tapachula, para regresar a sus respectivos países de origen, por temor a caer en manos de polleros, ladrones, pandilleros o policías mexicanos.

Prácticamente sin dinero o alimentos, en improvisadas enramadas, potreros, casas abandonadas y de seguridad, los migrantes esperan con impaciencia el arribo del ferrocarril, que de acuerdo con las autoridades mexicanas y funcionarios de esa misma dependencia, reiniciará operaciones a fines de este año.

“Ya estamos desesperados, se nos acabó el dinero y muchos ya están pensando en que lo mejor es regresar y esperar a que se reanude el servicio del tren”, dice un salvadoreño, quien considera que no vale la pena arriesgar su vida para llegar a EU.

Con la suspensión de las actividades del ferrocarril, el drama de los migrantes que en su mayoría buscan trasladarse a Estados Unidos, es aún más peligroso.

Los que no cejan en este objetivo y están en Arriaga, tendrán que enfrentar nuevos obstáculos: caminar entre pantanos, montañas y sobre todo encarar a las mafias de policías oaxaqueños que se dedican al secuestro y violación de migrantes.

Luego que el huracán Stan destruyó las vías del tren hace dos años, migrantes tienen que caminar más de 300 kilómetros desde Ciudad Hidalgo hasta Arriaga, donde abordaban el tren.

Fuente/Autor: MARÍA DE JESÚS PETERS/El Gráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *