La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Animales domésticos mimados mientras millones de niños pasan hambre
01/27/2020
Éxodo de mujeres… travesía silenciosa hacia EU
01/27/2020

Noticias

Los obispos de los Estados Unidos expresan solidaridad con los inmigrantes

27 de enero de 2020

Celebran la Semana Nacional de Migración

WASHINGTON, martes, 10 enero 2006

Desde el domingo pasado y hasta el próximo 14 de enero, los obispos de Estados Unidos estarán reunidos en la Semana Nacional de Migración en la cual la Iglesia católica quiere expresar su solidaridad con los inmigrantes procedentes –en su mayoría– de México y Centro América.

Los acontecimientos recientes en la frontera entre México y Estados Unidos, sobre todo, el asesinato por parte de la Patrulla Fronteriza de un joven mexicano que intentaba cruzar hacia California el pasado 30 de diciembre de 2005, así como el anuncio de la ampliación del muro fronterizo, realizado por la administración del presidente Bush, hacen de este encuentro una ocasión propicia para expresar, por parte de la Iglesia, la solidaridad cristiana con los inmigrantes y otras personas en movimiento hacia el país del Norte.

«Una Jornada hacia la Justicia», ha sido el lema de esta Semana en la cual se cumple el 25 aniversario de los encuentros del episcopado estadounidense para revisar el estado de la situación de los «migrantes, inmigrantes, refugiados, víctimas del tráfico de seres humanos y otras personas que se desplazan para buscar justicia y paz», según ha dicho monseñor Gerald R. Barnes, obispo de San Bernardino y presidente del Comité de Migración de la Conferencia del Episcopado de Estados Unidos.

«Nunca este llamado hacia la solidaridad había sido más urgente que el día de hoy», expresó el obispo Barnes al inicio de la Semana Nacional de Migración. «Es ya demasiado frecuente que aquellos que vienen a los Estados Unidos, buscando mejores condiciones de vida para ellos y sus familias, enfrenten situaciones de explotación y discriminación», subrayó el prelado.

Para responder a esta situación, el obispo de San Bernardino recordó la amplia coalición nacional de organizaciones católicas y la Conferencia del Episcopado orientada a transformar las mentes y los corazones de los estadounidenses y lograr justicia para los inmigrantes mediante la campaña «Juntos en el Camino de la Esperanza», puesta en funcionamiento el pasado mes de mayo de 2005 en Washington.

Los objetivos de esta campaña están dirigidos a educar a los católicos y personas de buena voluntad acerca de los beneficios que trae consigo la inmigración a Estados Unidos, y a reforzar la opinión pública acerca de la contribución positiva que han hecho los inmigrantes a esa nación. También busca propiciar leyes justas, que promuevan la estadía legal de los trabajadores y sus familias, así como organizar redes católicas de servicios legales para asitir a los inmigrantes.

«La Semana Nacional de Migración ofrece a las parroquias y las escuelas de una excelente oportunidad de dar expresión a los ideales de la campaña en las comunidades locales», dijo el obispo Barnes. Y concluyó su participación diciendo que «junto con los inmigrantes, la Iglesia es, verdaderamente, el Cuerpo de Cristo».

Fuente/Autor: ZENIT.org-El Observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *