“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Cada día, mil 200 niños se infectan de Sida: ONU
01/27/2020
Ejecutan en Texas a Ernesto Medellín
01/27/2020

Noticias

Los jóvenes, principales víctimas del SIDA

27 de enero de 2020

Cada año suman 100 nuevos casos en recién nacidos, alerta Conasida.

Tener SIDA lastima, incomoda. Eso dice “Teresa”, a quien la discriminación ha lacerado desde 2005, cuando descubrió que tenía el VIH y comenzó a padecer el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Hace 25 años se reportó el primer caso de esa enfermedad en México y actualmente casi 122 mil mexicanos han cambiado su vida al haber sido infectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

En el reporte de 1983 el paciente era un hombre mayor de edad, en cambio hoy son los jóvenes de entre 15 y 25 años los más afectados, al representar más de 40 por ciento de los casos registrados. El primer mexicano en presentar los síntomas de VIH era homosexual; ahora 89 por ciento de los infectados son heterosexuales, y 18 por ciento son mujeres, de las cuales 90 por ciento son esposas fieles que fueron contagiadas por su pareja.

En entrevista con Notimex, el director del Conasida, Jorge Saavedra López, comentó que la población joven es el sector de la sociedad que más preocupa, pues los 23 años es la edad promedio en que adquieren el VIH. Sin embargo, a esta edad no necesariamente son diagnosticados “porque la mayoría llegan muy retrasados a los servicios de salud y en etapas avanzadas, lo que complica su tratamiento”, reveló el funcionario federal. Dentro de ese grupo, agregó, los homosexuales o personas con orientación diferente es el rubro con mayor peligro, ya que tienen 109 veces más riesgo de adquirir el VIH que un joven heterosexual.

Al respecto, el vicepresidente de la Fundación Mexicana para la lucha contra el SIDA, David Alvarado Jiménez, refirió que el aumento en los casos de VIH/SIDA en jóvenes obedece a que cada la vida sexual se inicia a edades cada vez más tempranas. Estimó que entre su primera relación sexual y el momento en que se hacen el diagnóstico han pasado al menos cinco años; de ahí que si a los 19 o 20 años se les detecta, significa que a los 14 o 15 años tuvieron relaciones sexuales sin protección y “de alto riesgo”. En México la enfermedad no se ha “feminizado”, pues de acuerdo con cifras del Censida 17 por ciento de los casos en México corresponden a mujeres, pero esto no significa que no se deba hacer algo, refirió Jorge Saavedra.

“Esto nos indica que aún estamos con una gran oportunidad de realizar acciones para que esto no suceda”, aclaró el director del Censida, quien reconoció que se deben seguir reforzando las campañas de prevención, especialmente en las poblaciones altamente afectadas. De acuerdo con cifras del esa institución, 90 por ciento de los casos de mujeres con VIH/SIDA lo adquirieron al mantener una relación física heterosexual lo que advierte que, contrario a lo que se pensaba, también involucra a hombres que sostienen relaciones heterosexuales, expuso David Alvarado.

Los niños son otro sector preocupante. Cada año, precisó Saavedra, hay aproximadamente 100 nuevas detecciones y registros de casos de SIDA en recién nacidos, cifra “que por supuesto puede disminuir si logramos consolidar la estrategia de la detección oportuna en embarazadas”. Explicó que la detección del virus en niños es evitable siempre y cuando en la mujer embarazada se logre detectar a tiempo, es decir, que se realice de forma rutinaria la prueba a todas las mujeres en cinta. Si se convierte en una rutina ofrecer las pruebas a todas las embarazadas, reiteró, ellas pueden exigir que se les realice la prueba si el hospital o centro de salud donde se atienden no se los ofreció.

“Es verdad que ninguna norma establece como obligatoria la realización de la prueba del VIH, pero sí se puede convertir en una rutina que a todas las mujeres se les ofrezca”, expresó. Para David Alvarado, la población migrante y la indígena también son otros sectores de la sociedad afectadas por el VIH; en el primer caso, México es paso de centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos, lo que aumenta las posibilidades de infecciones. Muchos de ellos mantienen relaciones sexuales en otro país, la mayoría de ellas sin protección y posteriormente regresan a sus lugares de origen, lo que representa un riesgo de contagio.

La población indígena, en tanto, carece de materiales en las diferentes lenguas que aborden el tema de la sexualidad y el SIDA, por lo que se mantiene al margen de saber cómo protegerse e incluso enfrentar esta enfermedad, agregó. Aunque la cifra de quienes tienen VIH pareciera pequeña entre millones de personas que habitan el país, se debe mantener la alerta, pues son solamente los casos notificados, faltan los que aún no se conocen, alertó el vicepresidente de la Fundación Mexicana para la lucha contra el SIDA.

“Especulamos que por cada persona notificada hay por lo menos tres que no lo han sido”, por lo que se piensa que no se ha sostenido la cifra, sino incrementado, pues ahora existen hombres y mujeres infectados de VIH que son usuarios de drogas inyectadas. Alvarado Jiménez indicó que tener SIDA significa enfrentar discriminación y sumarse a un tratamiento de por vida y costoso, pues se gasta entre 10 mil y 45 mil pesos, según la línea del medicamento.

Al respecto el director del Conasida enfatizó que en México se reconoce que esa enfermedad no sólo es un problema de salud que puede ser abordado como una cuestión médica, pues requiere de la colaboración de sectores como educación, trabajo y seguridad social. Por ello reconoció que pese a que las acciones que se han llevado a cabo para combatir esta enfermedad han dado resultados, faltan mucho por hacer, pues aún se tienen problemas como la discriminación que, dijo, “es muy alta”. No sólo por el virus, “sino por la homofobia que es una discriminación muy asociada al VIH en México”, acción que difícilmente es denunciada por las personas, lo que complica que se pueda medir o tener cifras de quienes la padecen.

Fuente/Autor: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *