Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
LA EMIGRACIÓN DEBE SER ESPONTÁNEA
01/27/2020
Infinitos males materiales y morales
01/27/2020

Scalabrini

Libertad de emigrar, no de hacer emigrar

27 de enero de 2020

De los Escritos de Scalabirni

Libertad de emigrar, pero no de hacer emigrar, porque tan buena es la migración espontánea, como dañina es la incitada. Buena, si espontánea, porque es una de las grandes leyes providenciales, que presiden a los destinos de los pueblos y a su progreso económico y moral; buena, porque es una válvula de seguridad social; porque abre los floridos senderos de la esperanza, y algunas veces de la riqueza, para los desheredados; porque moldea las mentes del pueblo con el contacto de otras leyes y de otras costumbres; porque lleva la luz del Evangelio y de la civilización cristiana entre bárbaros e idólatras y eleva los destinos humanos, ampliando el concepto de patria más allá de los confines materiales y políticos, haciendo al mundo patria del hombre.

Es mala, si incitada, porque a la verdadera necesidad sustituye el furor por súbitas ganancias o un mal entendido espíritu de aventura; porque despoblando más allá de la medida y sin necesidad el suelo patrio, en lugar de ser un alivio y una seguridad, se vuelve un daño y un peligro, creando un número mayor de desplazados y de ilusos; mala, en fin, porque desvía a la emigración de sus cauces naturales, que son los más provechosos y los menos peligrosos, y porque la experiencia nos enseña que es causa de grandes catástrofes, que se pueden y se deben impedir desde un gobierno civil y previsor. (El proyecto de ley sobre la emigración italiana – Piacenza 1888)

Fuente/Autor: UNA VOZ VIVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *