“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Animales domésticos mimados mientras millones de niños pasan hambre
01/27/2020
Éxodo de mujeres… travesía silenciosa hacia EU
01/27/2020

Noticias

Liberación de Ali Agca: La Santa Sede respeta los tribunales

27 de enero de 2020

Saldrá de la cárcel el turco que atentó contra el Papa Juan Pablo II en 1981

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 8 enero 2006

Ante la posible liberación de Mehmet Ali Agca, el terrorista turco que atentó contra Juan Pablo II en 1981, la Santa Sede respeta las decisiones de los tribunales, ha afirmado el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls.

«La Santa Sede frente a un problema de naturaleza jurídica se remite a las decisiones de los tribunales implicados en este caso», afirma una nota después de haber recibido la noticia por fuentes de prensa.

Un tribunal turco ha decidido poner en libertad al terrorista, según informa la agencia de noticias del país Anatolia.

Agca, que desde entonces ha estado en cárceles de Italia y de Turquía, podría quedar en libertad entre el 10 y 15 de enero, según una fuente del tribunal.

El 13 de mayo de 1981, cuando el Papa se encontraba en la plaza de San Pedro del Vaticano para participar en la audiencia general a bordo de un coche descubierto, Ali Agca le disparó, hiriéndole gravemente en el abdomen.

El pontífice hizo público su perdón a Ali Agca, de 46 años, e incluso fue a visitarle a la cárcel el 27 de diciembre de 1983.

Mehmed Ali Agca, miembro del grupo terrorista los Lobos Grises, fue extraditado a Turquía en el año 2000 después de pasar 19 años en varias prisiones italianas.

Al llegar a su país natal, fue condenado a 7 años y 4 meses de prisión por la justicia turca por un robo a mano armada cometido en los años setenta y a cadena perpetua por el asesinato de un periodista en 1979, una pena que finalmente fue conmutada por 10 años de privación de libertad.

En el último libro del Papa, «Memoria e identidad», Juan Pablo II recuerda que en Navidad de 1983 «visité al autor del atentado en la cárcel. Conversamos largamente. Alí Agca, como dicen todos, es un asesino profesional. Esto significa que el atentado no fue iniciativa suya, sino que algún otro lo proyectó, algún otro se lo encargó».

A esta pregunta, las investigaciones judiciales todavía no han dado una respuesta.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *