Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
EL VERDADERO AMOR ESPERA
01/27/2020
Duele menos si cree en Dios
01/27/2020

Temas

LA PERSONA HUMANA

27 de enero de 2020

1. ¿Qué es la Persona Humana?

La persona humana es un ser corpóreo y espiritual al mismo tiempo. Es una unidad de cuerpo y alma. Esa unión entre el alma y el cuerpo resulta en un solo ser: el ser humano, la persona humana. El cuerpo es parte intrínseca de la persona y no un mero accidente suyo; no es un traje que me ponto y luego me quito. Yo no tengo un cuerpo, yo soy mi cuerpo.

2. Dignidad de la Persona Humana

La dignidad de la persona humana radica en el alma racional la cual determina una dimensión espiritual. El alma es creada por Dios en el instante mismo de la concepción.
La dignidad de la persona humana está enraizada en su creación a imagen y semejanza de Dios; se realiza en su vocación a la bienaventuranza divina. Corresponde al ser humano llegar libremente a esta realización. Por sus actos deliberados, la persona humana se conforma, o no se conforma, al bien prometido por Dios y atestiguado por la conciencia moral.
Los seres humanos se edifican a sí mismos y crecen desde el interior: hacen de toda su vida sensible y espiritual un material de su crecimiento. Con la ayuda de la gracia crecen en la virtud, evitan el pecado y, si lo han cometido recurren como el hijo pródigo a la misericordia de nuestro Padre del cielo. Así acceden a la perfección de la caridad.

3. Aspectos relacionados con la persona humana.

a. Libertad y responsabilidad

La libertad es un don de Dios que tenemos para hacer el bien porque nos da la gana. Los animales carecen de libertad, pues son esclavos de sus instintos. La libertad es la capacidad de actuar verdaderamente como personas; así vamos forjando nuestra propia vida y acercándonos a nuestro fin, que es la salvación.
Para que un acto sea realmente “humano” es preciso que la persona lo realice libremente.
La libertad no es hacer lo que nos viene en gana, lo que más nos provoca, porque muchas veces puede provocarnos cosas que no nos convienen, que no están conformes a nuestra dignidad de personas.
A una persona le puede provocar beber sin límites, pero el exceso de bebida alcohólica tiene sus efectos dañinos para la salud del cuerpo, para la inteligencia y para la voluntad.
Características de la libertad
Algunas de las características de la libertad son:
 La libertad del hombre no es absoluta, porque las personas somos seres limitados. Tenemos una libertad limitada. Podemos elegir algunas cosas, otras no; podemos actuar como nos parece pero siempre respetando lo derechos de las personas; no tenemos una libertad absoluta.
 El hombre es libre cuando no se somete a ningún tipo de coacción, ni externa, ni interna. Es libre cuando decide, piensa y opina por sí mismo, con autonomía.
 El hombre es libre, cuando ajusta su vida a los dictados de la razón, no a los del instinto. Esta conducta requiere esfuerzo pero otorga felicidad.

La libertad está muy ligada con un valor: la responsabilidad, que no es otra cosa que el responder por nuestros propios actos. Debemos asumir las consecuencias de nuestras acciones: de la marcha de nuestra vida, de nuestros logros y de nuestros fallos.
El hombre se va haciendo responsable en la medida que adquiere responsabilidades. Es por esto que los padres van dando poco a poco a sus hijos, desde que son niños, pequeñas responsabilidades, para que aprendan a ser personas responsables; es decir, a utilizar bien su libertad.

b. Autoestima
La autoestima es el aprecio y la consideración que tiene una persona de sí misma cuando es consciente de los valores y las virtudes que posee y los pone en práctica en sus relaciones sociales con los demás.
Es la valoración personal de su YO ideal; es decir, del tipo de persona que aspira y le gustaría ser con cuya imagen se presenta ante los demás.
La autoestima es la medida en que una persona se aprueba y se acepta a sí misma y se considera digna de elogio ya sea de manera absoluta como individuo o en comparación con los demás.

Tipos de Autoestima
Alta autoestima: Es aquella que se pone de manifiesto con el respeto y la estimación de una persona a sí misma, sin considerarse mejor o peor que los demás sino que reconoce sus limitaciones y espera madurar y acrecentarse.

Baja autoestima: Es aquella que implica insatisfacción y desprecio de la persona consigo misma, generando inseguridad, timidez, irresponsabilidad, indecisión, para realizar los actos que le conduzcan al éxito.

c. Pudor

Definimos el pudor como el hábito natural de conservar la propia intimidad a cubierto de extraños.
Es una tendencia natural a mantener en reserva la propia vida interior.
La persona normal se inclina a guardar para sí los sucesos autobiográficos y las situaciones afectivas propias. Solamente comparte su propia intimidad con los suyos; y entre los suyos, únicamente con el que corresponda.
La forma moderada de hablar, el cuidado en vestirse y la protección que brinda la vivienda, evitan que la persona sea objeto de la curiosidad ajena.

d. Asertividad

Es la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás.
Está en el punto medio en el que los dos extremos son: la pasividad y la agresividad. Situados en el lado de la pasividad evitamos decir o pedir lo que queremos o nos gusta, en la agresividad lo hacemos de forma tan violenta que nos descalificamos nosotros mismos.

Emplear la asertividad es:

 Saber pedir.
 Saber negarse.
 Saber negociar.
 Saber ser flexible para poder conseguir lo que se quiere, respetando los derechos del otro.
 Expresar nuestros sentimientos de forma clara.

e. Conductas de riesgo

 Pandillaje
El pandillaje es un problema social que siempre ha afectado a nuestra sociedad. Las principales causas del pandillaje son: La desintegración familiar, el desempleo, la violencia familiar y el abandono moral.
Las soluciones posibles que podrían darse es establecer centros de orientación, realizar talleres y campeonatos para explotar las habilidades de los jóvenes y para mantenerlos ocupados haciendo deporte.

¿Quiénes son los responsables?
– Los responsables son los padres que no inculcaron los valores fundamentales en sus hijos y no le dieron el amor suficiente.
– Las mismas personas que participan en pandillas, pues no tiene la personalidad suficiente para decidir correctamente, evitando participar en estos grupos dañinos para la sociedad.
– Los malos amigos que buscan siempre involucrar a otras personas en este tipo de acciones.
– Los medios de comunicación que no hacen programas que eduquen en valores sino que generen conductas violentas y agresivas.
– El Estado que no establece políticas adecuadas para erradicar este problema, a través de talleres, charlas formativas, etc. Ello con la ayuda del Ministerio de Educación.

El pandillaje no es como muchos un factor irreparable. Sí se puede solucionar pero con el esfuerzo y empeño de todos, no sólo de uno o dos, sino de toda una sociedad.

 Alcoholismo
Es una dependencia con características de adicción a las bebidas alcohólicas. Su causa principal es la adicción provocada por la influencia psicosocial en el ambiente social en el que vive la persona.
Se caracteriza por la constante necesidad de ingerir sustancias alcohólicas, así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia.
El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo conduce a la muerte como consecuencia de afecciones de tipo hepática como la Cirrosis hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, accidentes o suicidio.

Impacto social
Los problemas sociales que se derivan del alcoholismo pueden ser:
– La pérdida del puesto de trabajo.
– Problemas financieros.
– Conflictos conyugales y divorcios.
– Condenas por crímenes tales como conducción bajo la influencia del alcohol.
– Desórdenes públicos o maltratos.
– Marginación.

Estudios exhaustivos, muestran que el alcoholismo no sólo afecta a los alcohólicos sino que puede afectar profundamente a cualquier persona de su comunidad que este a su alrededor.
En los colegios sobre todo a nivel de secundaria se presenta gravemente este problema, cada vez es más baja la edad en que se inician en el consumo del alcohol y muchos es sólo para mostrar “valor” ante sus amigos. En ocasiones inclusive se ingiere bebidas alcohólicas sin sentido, es decir, sin una razón importante, sólo por la “moda de tomar” porque mis amigos lo hacen. Se inventa cualquier motivo para tomar y sólo eso conducirá a que se vaya adquiriendo una dependencia del alcohol.

 Las drogas
Se denomina droga a cualquier sustancia química que al llegar al organismo puede alterar el estado de ánimo de la persona, así como su percepción de los fenómenos que tienen lugar a su alrededor, lo que conlleva a modificar su comportamiento habitual, pudiendo llegar a producirle alteraciones físicas o psíquicas.

Causas de la Drogadicción

 Deseo de buscar un mecanismo que compense los conflictos y dudas que caracterizan a las personas, sobre todo a los adolescentes.
 Afán de independencia y el rebelarse contra la autoridad de padres y maestros.
 La rebeldía propia de los jóvenes.
 Presión que ejercen otros jóvenes que forman parte de su entorno.
 Falta de comunicación con sus padres y demás familiares.

Consecuencias de la Drogadicción

El que consume drogas destruye su vida, porque afecta su aspecto físico, mental o moral, que en muchos casos es irreversible.

– Daños físicos
o Dañan en forma irreparable las delicadas neuronas del cerebro.
o Algunas drogas causan la degeneración de las glándulas sexuales.
o La cocaína origina la pérdida de hambre, el drogadicto pierde peso progresivamente.
o Las drogas inhaladas, como los solventes volátiles (terokal), producen serias lesiones pulmonares y renales, causando también anemia.
o La marihuana produce la degeneración de las hormonas masculinas, disminuyen las defensas contra las enfermedades infecciosas y propician las afecciones bronquiales.

– Daños psíquicos
o Algunas drogas son fuertemente depresivas y el drogadicto se vuelve indolente y apático.
o Alucinaciones, delirio de persecución y tendencia al suicidio.
o Confusión mental.
o Pérdida de las nociones de tiempo y de espacio.

– Daños intelectuales
o Impiden el razonamiento correcto y la asociación lógica de ideas.
o Falta de atención a lo que hace.
o Falta de concentración.
o Disminuye la rapidez mental y los reflejos.
o Presenta un notable descenso en su rendimiento.

– Daños morales
o Deja de lado las normas que rigen su comportamiento en el medio en que vive.
o Miente constantemente para conseguir más droga.
o Roba las cosas de su casa o en la calle para venderlas.
o Roba también dinero en su casa, a sus amigos o en la calle.
o Llega al extremo de estafar a otras personas u hacer otras cosas con el objetivo de obtener más dinero.

f. Normas de comportamiento de la persona

Al vivir en sociedad, se hace indispensable un orden, un mecanismo que regule la conducta de las personas, de tal manera que se respeten los derechos y las libertades de todos por igual; con ello surgen las normas.

La norma es una ordenación del comportamiento humano según un criterio que conlleva una sanción al no ser cumplida. La norma también puede ser coactiva, la posibilidad de utilizar la fuerza para que se cumpla.

Las normas tienen como finalidad establecer cómo debe comportarse la persona, es un “deber ser” u obligación. Se debe tener en cuenta que estas normas de comportamiento de orientan a facilitar la convivencia entre las personas, logrando un ambiente de paz y armonía.
Si no se respetan las normas de comportamiento, entonces se genera un ambiente conflicto, de discrepancia, etc. Es preciso comportarnos adecuadamente, en cualquier lugar en donde nos encontremos.

g. La trascendencia de la persona

El ser humano no acaba su existencia en la tierra, sino que tiene un destino final: la vida eterna, que será según hayamos vivido en este mundo. Esto quiere decir que si hemos vivido aceptando la voluntad de Dios y su Amor infinito, nos ganaremos el cielo, pero si nosotros mismos hemos alejado a Dios de nuestro lado, le hemos rechazado cometiendo el pecado, entonces nos ganaremos el infierno.
El hombre ha sido creado para volver a su Creador, este es el fin último de la persona humana: gozar de la presencia de Dios en el cielo. Pero eso depende de cada uno, del uso correcto o incorrecto que haga de la libertad.
En definitiva, la trascendencia divina, para un alma plenamente consciente de lo que significa ser hijo de Dios, no es lejanía y desinterés, sino cercanía e intimidad: conciencia de que toda esa grandeza de Dios, que en sí misma parece inalcanzable e inabarcable, se pone al alcance del hijo, no porque éste la alcance, sino porque Él se la da como verdadero Padre amoroso.

Se recomienda visitar las siguientes páginas web:
www.soloparajovenes.org
www.almas.com.mx
www.aciprensa.com/sida/preservativos.htm#1
www.vidahumana.org/vidafam/sexualidad_index.html
www.sinsida.com/montador.php?tipo=preservativo
www.evae.org/index-old.htm
www.propuestainteligente.com

Fuente/Autor: Por Miguel Crisanto Rodríguez / Fundación Gente Joven / fundacion_gentejoven@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *