Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Da México trato de animal a inmigrantes
01/27/2020
Declaran a municipio mexicano “santuario” para inmigrantes centroamericanos
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

La Iglesia en España reflexiona sobre los desafíos pastorales de las migraciones

27 de enero de 2020

En un documento aprobado por la Conferencia Episcopal.

MADRID, España

Este miércoles se presentó en Madrid la reflexión teológico-pastoral «La Iglesia en España y los inmigrantes», aprobada el pasado 22 de noviembre durante la última Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. El documento fue presentado por monseñor José Sánchez, obispo de Sigüenza-Guadalajara y presidente de la Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española CEE).

El documento contó con 43 votos favorables, 6 en contra, 8 abstenciones, y 1 nulo, correspondientes a los 58 obispos presentes en la votación, según informó el secretario y portavoz de la CEE, padre Juan Antonio Martínez Camino.

El secretario destacó «el interés y el cariño» que los obispos españoles han demostrado en el trato a este texto tanto en sus reuniones en la Comisión Permanente como en la Plenaria.

Aunque el documento se dirige en primer lugar a personas e instituciones de la Iglesia vinculadas en la atención a los inmigrantes, los obispos lo hacen extensivo a toda la sociedad, incluidos los propios inmigrantes y los responsables políticos.

Partiendo de las últimas estadísticas oficiales de la inmigración en España, el documento hace una reflexión sobre el «fenómeno social» que supone la migración. Monseñor Sánchez insistió al presentar el texto, en que se trata de «un fenómeno humano complejo» que no puede ser visto antes que nada como «un mal, un peligro o una amenaza», porque si bien «puede causar problemas», produce también «bienes y beneficios». En cualquier caso «nos interpela a todos y nadie es ajeno», comentó el prelado.

En el Documento se señalan algunos principios fundamentales de la Pastoral de las Migraciones, y algunas consecuencias que se derivan de ellos. Los tres principios fundamentales son: la dignidad y derechos fundamentales de los inmigrantes, en los que la Iglesia ve la presencia de Cristo; el derecho a emigrar y a no emigrar; y la acogida que la Iglesia da a los inmigrantes, para la que los últimos son siempre los primeros.

A la luz de estos principios, la Iglesia deduce como consecuencias que la ayuda en los países de origen debe ser «más generosa». En este sentido, el presidente de Migraciones de la CEE subrayó lo que los misioneros han supuesto en la Pastoral de las Migraciones al contribuir decisivamente a la mejora del nivel de vida en tantos países, contribuyendo de esa manera a respetar el derecho a no emigrar de las personas.

«Los misioneros han sido foco de desarrollo», destacó monseñor Sánchez, quien añadió que «si la sociedad hubiera hecho lo que ha hecho la Iglesia misionera, hace siglos que estaríamos mejor». Otra consecuencia tiene que ver con la misión profética de la Iglesia, que le obliga a denunciar «las mafias que trafican con inmigrantes» y a «velar para evitar la corrupción, la malversación o el desvío de las ayudas a los países pobres».

Para llevar a cabo estas tareas, el Documento propone educar para la paz, el servicio de acogida, el acompañamiento a los inmigrantes y sus familias y la incorporación de los creyentes a la comunidad, el diálogo interreligioso, la colaboración con otros organismos civiles y eclesiales, etc.

Asimismo, se hace una llamada especial a los medios de comunicación y se pide a la Iglesia que vele para que se eviten en ellos «los estereotipos, prejuicios y generalizaciones sobre los inmigrantes, su cultura, procedencia, religión, etc.».

El último capítulo del Documento destaca la «especial responsabilidad que tiene el obispo en su diócesis» y el papel «relevante» de las parroquias ante el fenómeno migratorio. Finalmente, en la conclusión se recuerda también «a los españoles que residen aún en otros países de Europa» y al «elevado número de emigrantes de habla española» presentes en nuestro país, y se menciona las dificultades todavía existentes para «prestarles una atención adecuada, sobre todo por la falta de sacerdotes y demás agentes pastorales».

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *