Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
de Cucurucho a Seminarista
01/27/2020
Omán Orozco Chávez
01/27/2020

Rincón Vocacional

Experiencia Vocacional

27 de enero de 2020

¿Qué tal, JSF? Mi nombre es Dagner R. Juárez Navarro, de Aldea Palín, Nuevo Progreso San Marcos, Tengo 20 años y soy el primero de mis hermanos; de pequeño fui introducido en la fe católica apoyado por mis padres, que me han ayudado mucho en la búsqueda de lo que más he querido en los diferentes campos de mi vida, lo cual me ha permitido llegar a realizar las metas que me he propuesto y que Dios me ha regalado. Me da mucho gusto poder comunicarme contigo en este espacio y compartir un poco de mi experiencia vocacional.
Me gradué de perito contador en el 2010 y emigré a la Capital de Guatemala en busca de empleo, para poder sustentar mis estudios y seguir estudiando una licenciatura en Ciencias Económicas. Inicié a trabajar y más tarde entré a estudiar a la Universidad de San Carlos. Al poco tiempo me encontré con el Padre Román de los Misioneros de San Carlos, quien me invitó a participar en un Retiro Vocacional al cual no asistí por mi trabajo y pensando que no era interesante; al poco tiempo me llegó otra invitación que me hizo reflexionar que no era el Promotor Vocacional que me invitaba, sino que era Jesús que tocaba a la puerta de mi vida. Entonces, hice mi mayor esfuerzo por asistir. Ahí descubrí más el llamado de Dios y el trabajo que realizan los Misioneros Scalabrinianos. Todo eso me dejó inquieto y con ganas de seguir asistiendo.
Después de conocer a los Misioneros, estando trabajando y teniendo mi plan de vida, opté por entrar al Seminario en enero de 2012, dándome la oportunidad de conocer más a fondo mi vocación y el trabajo con los Migrantes.. Ahora que estoy en el seminario me da mucho gusto haber renunciado a mi plan personal de vida, opción que me ha llevado a empaparme más de Jesús, conociendo más la realidad en la que vivimos, sirviendo a los migrantes que día a día son deportados, a quienes se reciben en la Casa del Migrante, que está a la par de Seminario; a personas que son abandonadas en la calle, en los asilos de ancianos y conviviendo con personas de diferentes partes de Guatemala y del mundo, en especial con mis compañeros de estudio con quienes me relaciono a diario, compartiendo nuestras experiencias de vida y el llamado que Dios nos ha hecho y nos sigue haciendo a cada uno.
¡Anímate! a ser una opción diferente de vida por Cristo, que día a día te llama. Sólo abre la puerta, recuerda que depende de ti escuchar y aceptar su plan. El mundo necesita de personas valientes que transmitan la paz y el amor de Cristo, ante una sociedad que sólo trata de esclavizarnos de diferentes maneras, donde se olvidan los verdaderos valores éticos y morales de la vida.
No me queda más que decirte:
¡Ánimo, JSF. Cristo necesita de ti para poder transmitir su paz y su amor!

Fuente/Autor: Dagner Juárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *