La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
ENTREVISTA AL PADRE ALEJANDRO CIFUENTES FLORES
01/27/2020
Jóvenes con inquietudes vocacionales
01/27/2020

Rincón Vocacional

ENTREVISTA A JESÚS SALINAS HERNÁNDEZ

27 de enero de 2020

Preséntate

A todos los jóvenes sin fronteras les envió un caluroso saludo con aroma a café. Soy Jesús Salinas Hernández de Xico Veracruz. Al igual que ustedes fui y soy JSF, con muchas inquietudes y desafíos por vivir. Ingrese al seminario en el 98, y puedo decir que desde los preseminarios inicie un camino de búsqueda a mi inquietud vocacional, con la cual, han nacido nuevos retos por discernir y en fretar en la vida misionera.

¿Cuál fue tu proceso vocacional?

Mis estudios los inicie en la ciudad de Guadalajara ahí realice un año de preparatoria y la filosofía. Ahí pase cuatro años que los considero bases dentro de mi vida misionera, ya que desde allí fui teniendo contacto con la movilidad humana en las experiencia de misión con los jornaleros migrantes internos y con migrantes Centro Americanos en el Alberge Belén de Tapachula Chiapas. El postulantado, lo realice en la Casa del Migrante de Ciudad Juárez y en el Altar Sonora. Todas estas experiencias han contribuido a mi discernimiento vocacional, a demás han cuestionado mi vida, ya que en ellas descubro la fragilidad del ser humano, su fe, sus esperanzas, sus temores, su valor y fuerza por superarse así mismo. No todo en el mundo de la migración es bueno, ya que también hay muchos abusos, pero es ahí donde se nos presenta el desafío por trasformar nuestra sociedad muchas veces cegada por el egoísmo.

El Noviciado, ha sido un periodo de formación interpersonal, comunitario y espiritual. En este periodo se busca formar personas integras capaces de vivir en comunidad y en el constante discernimiento de la voluntad de Dios. Después de mi primera profesión fui destinado a Colombia para realizar mis estudios teológicos, en los cuales he aprendido que Dios crea y trabaja con lo que tiene, es decir, contigo, conmigo y con todo el genero humano que se abre a la acción de Dios, de ahí que nuestra primera misión sea dejarlo actuar en nosotros, y lo demás se nos ira dando. En este momento me encuentro en la recta final del año de pastoral, en la ciudad de Cúcuta Colombia, que esta situada en la frontera Colombo-venezolana.

Cuéntanos de tu experiencia en Colombia.

Mi experiencia en Colombia ha sido interesante pues no sólo ha implicado dejar mi patria, sino encontrarme con nuevas culturas y formar comunidad. La comunidad teológica esta formada por scalabrinianos de siete países (Italia, Colombia, Haití, Guatemala, Paraguay, Brasil y México), a demás de eso somos una comunidad nueva pues sólo tenemos cinco años de vida y estamos abriendo camino para las nuevas generaciones. Mi año de pastoral en Cúcuta, ha sido muy rico pues he tenido la oportunidad de vivir y convivir con personas desplazadas, sobre todo con la población infantil, y con las personas vulnerables que son excluidas de los servicios públicos, ya que muchas veces el gobierna peca por omisión o por acción.

Colombia no sólo es un país con violencia interna o manchado por el narcotráfico. Es un país bonito plasmado con hermosas montañas, con sus cultivos de café y rosas, con una gran biodiversidad. El calor humano de su gente expresado a través de sus emociones, abrazos, sonrisas y otras veces materializado pos su música. Este calor facilita la integración y la convivencia.

Mensaje para los JSF.

Después de un par de años, puedo decir que ha valido la pena iniciar este camino, que con sus buenos y malos momentos no los cambiaria por nada. Así que a cada uno de los JSF, quiero invitarlos a enfrentar y vivir sus sueños con esperazas y alegría. Espero encontrarlos en el camino.

Fuente/Autor: La Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *