La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Acudirán miles a primer aniversario luctuoso de Juan Pablo
01/27/2020
La Cruz de los jóvenes llega por primera vez a África
01/27/2020

Noticias

En España, menos del 50% de los jóvenes se declaran católicos

27 de enero de 2020

Según un informe de la Fundación Santa María

MADRID, martes, 4 abril 2006

La Fundación Santa María presentó hoy en Madrid el estudio «Jóvenes Españoles 2005» en el que se analizan en profundidad los diferentes aspectos que configuran el perfil de los jóvenes españoles de hoy.

Entre los datos ofrecidos por este informe, se encuentra que «hace diez años los jóvenes que se consideraban católicos eran el 77% y hoy, por primera vez en la historia, no llegan al 50%».

Los autores de este informe atribuyen este fenómeno al hecho de que «los jóvenes no encuentran modelos de religiosidad atrayentes».

Otras de las causas, que propone este informe son «la creciente secularización de la sociedad, los cambios políticos en una dirección claramente laicista y la desconfianza que suscita la Iglesia entre los jóvenes».

Las mayores críticas realizadas por los jóvenes a la Iglesia son «su excesiva riqueza, sus injerencias en política y su conservadurismo en materia sexual», explica el informe presentado este martes.

Sólo el 10% de los jóvenes se declara católico comprometido frente a un 20% que se caracteriza por la indiferencia religiosa, agnosticismo o ateismo, «el resto se constituye por una gran masa de españoles que en mayor o menor medida están identificados con su condición de católicos, pero que se caracteriza principalmente por su pasividad».

Respecto a la familia, el informe constata entre los jóvenes «un pluralismo en las apreciaciones de lo que constituye hoy una familia, aunque sigue predominando la concepción del hogar constituido por un padre, una madre y un hijo, unidos en matrimonio».

Los jóvenes, destaca el informe, «valoran el matrimonio pero lo retardan, valoran tener hijos pero los reducen y tienden a ser más fieles a la pareja a pesar de aumentar las separaciones y divorcios».

«El terrorismo, la droga, el paro, la vivienda y la violencia doméstica», son los problemas sociales considerados más importantes para los jóvenes, mientras que entre los que se encuentran menos preocupados están «la manifestación de violencia de alguna gente joven, la corrupción política, los problemas de contaminación y medio ambiente, la pobreza y la marginación de parte de la población, así como la seguridad ciudadana».

Por último, el informe muestra cómo «las relaciones sociales relacionadas con el ocio y el tiempo libre se han transformado sustancialmente debido principalmente a las tecnologías de la información y comunicación», sobre todo gracias al incremento del uso del teléfono móvil.

Fuente/Autor: ZENIT.org-Veritas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *