Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Denuncian aumento de violaciones a derechos de mexicanos en EU
01/27/2020
Pierden paisanos empleo
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

El Papa a los Obispos de Guatemala

27 de enero de 2020

: “os aliento a continuar con espíritu renovado la misión evangelizadora de la Iglesia en el contexto de los cambios culturales actuales y de la globalización, dando nuevo vigor a la predicación y la catequesis”

Ciudad del Vaticano

“Tal y como lo hizo mi venerado predecesor Juan Pablo II en su primera visita a vuestro País, os aliento a continuar con espíritu renovado la misión evangelizadora de la Iglesia en el contexto de los cambios culturales actuales y de la globalización, dando nuevo vigor a la predicación y la catequesis, proclamando a Jesucristo, el Hijo de Dios, como fundamento y razón de ser de todo creyente”.

Con esta exhortación el Santo Padre Benedicto XVI se ha dirigido a los Obispos de Guatemala recibidos en visita Ad Limina Apostolorum el 6 de marzo. “La evangelización de las culturas – ha continuado el Papa – es una tarea prioritaria para que la Palabra de Dios se haga accesible a todos y, acogida en la mente y en el corazón, sea luz que las ilumine y agua que las purifique con el mensaje del Evangelio que trae la salvación para todo el género humano”.

Frente a las preocupaciones de los Pastores por el aumento de la violencia y la pobreza que afecta a grandes sectores de la población del Guatemala y provoca una fuerte emigración con graves consecuencias a nivel personal y familiar, el Papa ha exhortado los Obispos a renovar los esfuerzos “para mostrar a todos el rostro misericordioso del Señor, del que la Iglesia está llamada a ser imagen, acompañando y sirviendo con generosidad y entrega especialmente a los que sufren y a los más desamparados”.

Para contrastar luego el avance de las sectas o grupos “pretendidamente carismáticos, que crean desorientación y llegan a poner en peligro la comunión eclesial”, el Santo Padre ha subrayado que “la firmeza de la fe y la participación a los sacramentos hacen fuertes a vuestros fieles”.

En la tradición de las culturas locales, la familia ocupa un puesto central, sin embargo hoy se enfrenta a serios retos pastorales y humanos, “Por eso la Iglesia se dedica siempre con una atención particular a formar sólidamente a quienes se preparan para contraer matrimonio- ha subrayado el Pontífice -, infundiendo constantemente fe y esperanza en los hogares y velando para que, con las ayudas necesarias, puedan cumplir con sus responsabilidades”.

Centrándose luego en los sacerdotes, principales colaboradores del Obispo, el Santo Padre ha recordado que “han de ver en su Obispo un verdadero padre y maestro, muy cercano a ellos, en el que encuentren ayuda en sus necesidades espirituales y materiales, así como el consejo apropiado en los momentos de dificultad. Necesitan siempre aliento para perseverar en el camino de la auténtica santidad sacerdotal, siendo verdaderos hombres de oración y también medios adecuados para ampliar su formación humana y teológica”.

Ellos, con su ejemplo y celo pastoral, “han de ser un llamado viviente a los jóvenes y menos jóvenes a entregarse enteramente al Señor”.

El Papa ha recordado por fin el II Congreso Misionero Americano, celebrado en Guatemala en el 2003 y las conclusiones de la V Conferencia del Episcopado de América latina y el Caribe, en Aparecida, exhortando a asumir un mayor compromiso misionero en las diócesis y en los vicariatos apostólicos de la nación, y a llevar a término los compromisos asumidos en el campo de la evangelización.

Al final de su discurso, Benedicto XVI ha animado a los Obispos ” a continuar guiando al Pueblo de Dios” a ellos confiado: “Que, con vuestra palabra y ejemplo, la Iglesia siga brillando como fuente de esperanza para todos”.

Fuente/Autor: Agencia Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *