“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
“Nuestros primeros pensamientos estuvieron dirigidos a la juventud”
01/27/2020
«¿El hombre solo quedará mudo entre tanta armonía?»
01/27/2020

Scalabrini

“El catecismo es el compendio de todos los dogmas y de toda la moral de la Iglesia Católica”

27 de enero de 2020

De los Escritos de Juan Bautista Scalabrini

El Catecismo católico tomado en su significado general no es más que un breve compendio de todos los dogmas, de todas las doctrinas, de toda la moral de la Iglesia católica; compendio admirable que satisface todas las aspiraciones de las facultades humanas, todas las necesidades del alma, a la que aclara y explica las más arduas y grandes cuestiones que le interesan. El catecismo es, por lo tanto, el código, que dirige la conciencia; que da a conocer a Dios, los altos destinos del hombre, los sagrados deberes que lo unen al Creador, al prójimo, y a sí mismo. Es una resumida, pero completa, exposición de la fe, y todas sus palabras fueron tan ponderadas, que dijo muy bien quien lo definió como: la más pura sustancia de los dogmas y de la moral del Cristianismo. Es una teología elemental, pero profunda, ajustada a la inteligencia de todos, muy positiva, porque cada una de sus fórmulas encierra una verdad precisa, clara, esculpida con palabras exactas y evidentes (…).

El Catecismo contiene una ciencia totalmente divina, que tiene por maestro a Dios (…). Elevando al hombre por encima de toda cosa creada, lo transporta hasta el trono del Eterno Padre y le revela la generación del Verbo divino y la procesión del Espíritu Santo; le descubre en ese océano de grandezas, perfecciones infinitas, misericordias inefables y misterios maravillosos, como la Encarnación, la Cruz, los Sacramentos y muchas otras verdades que nos revelan los más profundos misterios de Dios.

El Catecismo por lo tanto, que se funda enteramente sobre la palabra revelada por Dios a su Iglesia y que en germen está todo contenido en esa orden del divino Maestro a los Apóstoles: “vayan y enseñen a todos los pueblos”, es un libro que suple a todos los libros, a toda la sabiduría humana; es el libro de los pequeños como de los adultos, de los ilustrados como de los ignorantes (…). No hay por lo tanto, después de la Santa Escritura, libro más noble, ni que pueda y deba interesar tan vivamente a la sociedad como el Catecismo católico

El Catecismo Católico – Piacenza 1877

Fuente/Autor: Una Voz Viva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *