La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Roma recuerda al «Padre Tocino», en el quinto aniversario de su fallecimiento
01/27/2020
Nombra Papa dos nuevos obispos auxiliares para Guadalajara
01/27/2020

Noticias

Decisivo el voto de los latinos

27 de enero de 2020

Tendrán un papel de gran importancia en los caucus y primarias del ‘Super Tuesday’.

La cifra total está estimada en más de nueve millones. Nueve millones de votantes hispanos que podrían participar en la elección presidencial del próximo noviembre, pero que también juegan un papel fundamental en los caucus y elecciones primarias de este cinco de febrero, el llamado Super Tuesday.

Es en esta fecha cuando se definirán las tendencias al interior de los partidos Demócrata y Republicano en la carrera por la candidatura a la presidencia. Veintidós estados acudirán a las urnas o celebrarán caucus, lo cual sumado a los resultados registrados en Iowa, New Hampshire, Michigan, Nevada, Carolina del Sur y Florida, aclarará el panorama sobre quiénes se enfrentarán por la presidencia representando a cada partido.

“Lo que nosotros hemos encontrado es que los latinos realmente tuvieron un fuerte impacto en la última nominación presidencial primaria y en general en la elección”, señaló Evan Bacalao, investigador de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Nombrados (NALEO). “Creemos que un aumento en la participación también tendrá impacto en la elección”. Para Bacalao el hecho de que la mayoría de las primarias se realicen en la primera parte del año hará evidente el peso del voto latino, “sobre todo en los estados del sudoeste, en los cuales hay niveles de población latina más elevados que en la pasada elección”.

Por esta razón, asegura, el voto latino sí tendría influencia suficiente para cambiar el sentido del voto en favor de uno u otro candidato. “Desde luego esto es potencialmente porque depende de cómo vote cada uno; es sabido que los latinos no votan todos por la misma persona”, señala.

Se estima que en las elecciones presidenciales de este 2008 podrían acudir a las urnas 9.3 millones de latinos, de los cuales la mayor parte se concentra en los estados de Florida, Texas, Nuevo México, California, Nueva York e Illinois. Los últimos cuatro tendrán procesos primarios este 5 de febrero, y entre ellos, los últimos tres son los que reúnen la mayor cantidad de latinos en el país, además de Texas, cuya primaria se celebrará en marzo.

California tiene la cifra más alta. De sus casi 37 millones de habitantes, 13 son de origen hispano. En la elección presidencial de 2004 la participación latina en esta entidad fue de 2,081,000 votantes, un 16% de los electores. Según el Instituto de Política Tomás Rivera (TRPI), se espera que la cantidad de votantes hispanos californianos en la elección de este noviembre se eleve a 2,619,000, un 25% más que en la elección anterior.

En el caso de Nueva York, con 19 millones de habitantes, cerca de tres millones son hispanos. En 2004 votaron 613 mil de ellos, 8% del total del electorado. La proyección es que este año los votantes latinos sumarán 645,863, un aumento del 4.3%.

En Illinois, con casi 13 millones de habitantes, 1.8 millones son latinos. En la pasada elección presidencial votaron 294 mil de ellos, un 5.1% del electorado. Se calcula que en 2008 votarán más de 465 mil, casi un 60% más que en 2004.

Pero según las cifras del TRPI este incremento en el voto latino no sólo impactará a los estados con alta concentración de población hispana, sino a otros que tradicionalmente no son considerados “estados latinos”, como ocurrió en Nevada y como se espera que ocurra en Pennsylvania y Washington. Colorado, asegura Bacalao, también figuraría entre los estados que dejarán sentir la influencia del voto latino el próximo martes.

A pesar de ello, es imposible determinar hacia dónde se orientará el voto latino. “Todo indica que los inmigrantes favorecen más a Hillary [Clinton], pero el caso no es el mismo con los chicanos porque estos dos grupos tienen diferentes historias”, explica Antonio González, presidente del Instituto Willie Velásquez. “Los chicanos tienen una memoria más larga, de la época Kennedy, de Martin Luther King, de las alianzas afrolatinas en favor de los derechos electorales, y eso puede afectar los resultados dentro del grupo latino”.

Sobre las diferencias que se podrían registrar entre el electorado de estados como California y Nuevo México, contra estados del noreste como Illinois y Nueva York, González dijo que en las elecciones generales la participación suele ser homogénea, así los votantes sean puertorriqueños, cubanos o chicanos , pero que en las primarias se registran variantes.

“Esto es porque no todas son iguales, algunas son caucus, otras primarias y en algunos estados los latinos están muy insertos en el aparato democrático, más que en otros; eso tiene que ver con los niveles de participación. Y en los estados del noreste votan más que en el oeste”.

Sin embargo, el analista consideró que existen algunas tendencias: Clinton parece ir a la cabeza en California y en Nueva York, así como Barack Obama en Illinois “porque esos son sus estados, la gente los respalda porque los asuntos que les importan están siendo tratados por ellos”, y por el lado republicano, señala, la preferencia latina parece indicarse por John McCain en general, “aunque, con excepción de Florida el voto latino es bastante reducido en el lado republicano”.

Fuente/Autor: Eileen Truax – La Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *