La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
VOCACIÓN , NO; VOCACIÓN SI
01/27/2020
BUSCA Y ENCUENTRA
01/27/2020

Rincón Vocacional

¿CUÁNDO?

27 de enero de 2020

DESPUÉS

Si has decidido y estás leyendo estas líneas es porque prefieres seguir el DESPUÉS. …vale! entonces será después que te pares a pensar sobre lo que sientes… Sí, lo has decidido, después pedirás a alguien que te oriente a descubrir lo que estás sintiendo, después te sentarás frente a Dios y tu realidad, y le dirás que en tu interior hay algo especial… pero que de momento no te diga nada porque después estarás preparada para dar algún paso. Será después… cuando empieces proyectos en tu vida y te des cuenta de que no te llenan lo suficiente, pero después los romperás para comenzar algo nuevo. Después… el tiempo irá pasando, pero siempre quedará lugar para volver a decir: después. Y en algún momento pensarás, “¡necesito tiempo!” por eso, el después siempre es oportuno. ¡Total! Tu felicidad puede esperar, no tienes prisa porque después puedo ser feliz.

Pero, ¿por qué después, si puedo ser feliz en este momento? Después quizás, sea demasiado tarde y resulte difícil encontrar el timón de nuestro barco.

MAÑANA

Nos convencemos a nosotros mismos que la vida será mejor en un futuro, en un mañana. Estamos seguros de que al conseguir alguna pequeña meta, podremos encontrar nuestra felicidad.

Entonces nos sentimos frustrados porque al conseguir aquello que buscábamos, no hemos alcanzado lo que hubiésemos deseado; y seguimos buscando otras cosas que puedan llenar nuestra vida… y nos pasamos así un tiempo, pensando que mañana será mejor. Creemos que estamos situados en un momento del tiempo, pero en realidad “ese mañana” tan anhelado es el que estamos viviendo hoy aunque no nos demos cuenta.

La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que AHORA. ¿Si no es ahora, cuándo, mañana? Tu vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices de todas formas.

Por largo tiempo parece que la vida está a punto de comenzar, pero siempre hay algún obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar, entonces la vida comenzaría. Hasta que te das cuenta que estos obstáculos son “la vida”. Esta perspectiva te ayuda a ver que no hay un camino a la felicidad, LA FELICIDAD ES EL CAMINO. La felicidad es un trayecto no un destino.

HOY

Sí, Hoy es el momento en el que Dios te está hablando, en el que te está haciendo una pregunta y en el que te está diciendo que cuenta contigo. Son muchas las personas que han respondido, pues ahora es tu momento…

«Una persona de la ciudad llegó donde vivía austeramente uno de aquellos padres del desierto del siglo V y le preguntó: “¿Qué hay que hacer para vivir contento y salvarse?”

El ya anciano monje siguió tejiendo las esteras con hojas de palmera, levantó los ojos hacia el interlocutor y sonriendo afablemente le respondió: “Lo que estás viendo.”

Es importante:

§ Hacer bien aquello que tenemos entre manos.

§ Saborear el momento presente por insignificante que sea.

§ Saber vivir el aquí y el ahora con entusiasmo.

§ Pensar que sólo existe el momento presente.

Flaubert aseguraba: “El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.”

El pasado y el futuro pueden ser importantes, pero no son nada comparados con el severo, exigente y trascendente momento presente… vivido conscientemente y, si puede ser, con ilusión y contento.

Goethe decía: “Cada momento es único.” Y es que del momento presente ¡dependen tantas cosas!»

Fuente/Autor: José María Alimbau Argila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *