“La comunión es la fuente de la cual el alma saca el agua que sube hasta la vida eterna”.

Beato Juan Bautista Scalabrini
Cada envío de misioneros es la continuación de la que hizo el divino Maestro
01/27/2020
La fe es el más grande de los dones de Dios
01/27/2020

Scalabrini

Cuando los misioneros llegarán entre los Indios

27 de enero de 2020

De los Escritos y Discursos de Juan Bautista Scalabrini.

El Cardenal Simeóni me decía muchas veces: cuándo los misioneros llegarán entre los Indios, deberían pensar en hacer algo también para ellos.
Llegó el momento. Me habló de ello también el Presidente del Estado asegurándome todo su apoyo. Por ahora tres o cuatros sacerdotes serán suficientes. Haciéndose cargo preferiblemente de las colonias italianas, estudiarán la forma para ponerse en comunicación con esos indígenas. Si Dios los asistirá y podrán obtener su gracia, enviaría a los individuos dispuestos a sacrificarse, si no, se tendrá en cuenta ese buen deseo. Estos indígenas son los descendientes de aquellos que los Padres Jesuitas convirtieron; sin embargo, luego abandonados y cañoneados huyeron a los bosques. Conservan todavía, por lo que se dice, algunos rastros de cristianismo en sus ceremonias. Padre Santo, una oración y una especial bendición para esta nueva obra de caridad.

Carta a Pío X – Agosto 1904

“La catequesis de los Indios”

Quisiera que dijera a ese Venerable Obispo, al que presentará mis saludos, que si la S. Sede confía a nuestra Congregación la catequesis de los Indios del Paraná, será necesario dar una mano también en la zona de Guarapuava y que cuando a él guste asignar a los nuestros una residencia en esa región, yo me preocuparé por proveer de buenos Misioneros para ese fin.

Carta a P. M. Simeoni – 31 de marzo 1905.

“Italianos en África”

El Coronel Baratieri (ya que el lamentable gobierno actual no quiere saber nada de Misioneros y de Misiones) me ha pedido nuevamente si me haría cargo de proveer de sacerdotes a las posesiones italianas en África.
He contestado que no podía tomar por el momento ninguna resolución, pero que lo habría pensado. Someto por lo tanto la cosa a la bien conocida sabiduría de Su Eminencia para que decida. No le oculto, Eminentísimo, que yo me inclinaría por satisfacer el pedido, ya que para África sería fácil obtener medios y lo que fuese necesario y se podría hacer un bien inmenso.
Convendría empero, según mi parecer, que la parte italiana fuera separada de la jurisdicción del Vicariato Apostólico francés y que los Misioneros dependieran directamente o de mí o de S. E., estableciendo una especie de Prefectura Apostólica.

Carta al Card. G. Simeoni – 4 de octubre 1890.

Fuente/Autor: Una Voz Viva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *