La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Rivera urge a diálogo entre México y EU por migración
01/27/2020
El muro fronterizo entre México y Estados Unidos interpela a los cristianos
01/27/2020

Noticias

Condena México segunda muerte de inmigrante

27 de enero de 2020

Investiga SRE el nuevo caso ocurrido el sábado pasado en Texas; descarta Presidencia que el asunto se deba a una ola de violencia contra los migrantes.

Ciudad de México
Martes 17 de enero de 2006

El Gobierno mexicano condenó este jueves la muerte de un inmigrante mexicano ocurrida el sábado pasado en Texas, pero negó que este incidente —el segundo en menos de dos semanas— sea “un estado de violencia en la frontera” contra los indocumentados.
“Lamentamos y condenamos el asesinato de connacionales”, dijo a la prensa Rubén Aguilar, portavoz del presidente mexicano, Vicente Fox.

Aguilar señaló que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) investiga el caso de Ismael Segura Méndez, de 23 años, quien murió el sábado en la localidad de Roma (Texas), tras ser supuestamente atacado a tiros por un guardia fronterizo de ese país.

El funcionario también aludió a la muerte, el pasado 30 de diciembre, del inmigrante mexicano Guillermo Martínez, presuntamente atacado a tiros por un agente de la Patrulla Fronteriza en el estado de California, lindante con el mexicano de Baja California.

El Gobierno de Fox no considera que haya “un estado de violencia en la frontera” contra los indocumentados mexicanos, a pesar de esos dos casos, indicó el vocero.

“Asumimos que se trata de hechos aislados y una sola muerte es lamentable y condenable, (pero) no podríamos reconocer que hay un estado de violencia en la frontera en relación con los emigrantes”, enfatizó.

Varios mexicanos residentes en la zona fronteriza expresaron la semana pasada su temor de que Estados Unidos pueda aplicar una política de “tirar a matar” a los indocumentados.

Segura, que trabajaba en Estados Unidos como jornalero agrícola, era originario de la localidad de Miguel Alemán, en el estado de Tamaulipas, según la prensa local.

Familiares de la víctima dijeron a emisoras de radio de Tamaulipas que el inmigrante fue atacado aparentemente tras ignorar la orden de detenerse emitida por el guardia.

El cuerpo fue entregado ayer por las autoridades estadounidenses en la oficina de la aduana de Miguel Alemán, se informó.

Los casos de Martínez y Segura se suman a la controversia generada por la pretensión de los legisladores estadounidenses de construir más muros en la frontera con México, de 3 mil 200 kilómetros, y criminalizar la inmigración ilegal.

México ha rechazado tales anuncios como “equivocados” e insistido en un acuerdo bilateral “que permita el flujo migratorio legal, ordenado y respetuoso de los derechos humanos”.

Se estima que unos 10 millones de mexicanos, la mitad de ellos sin documentos, viven en Estados Unidos.

Los mexicanos residentes en el exterior enviaron el año pasado a su país unos 20 mil millones de dólares en remesas, lo que representó la segunda fuente de divisas después de las ventas de petróleo.

Fuente/Autor: El Universal online/EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *