La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
TERMINA LA CONVIVENCIA DE FORMANDOS Y LOS FESTEJOS DE LOS 25 AÑOS
01/27/2020
Mensaje al XIII Congreso Misionero Nacional de México
01/27/2020

Noticias

Bush endurece el control fronterizo

27 de enero de 2020

El presidente de EU promueve su reforma migratoria. Para demócratas la pura vigilancia no evitará el cruce de indocumentados.

Martes 29 de noviembre de 2005

WASHINGTON.- El presidente George W. Bush demandó ayer una reforma migratoria que incluya un plan de “trabajadores invitados” pero rechazó una “amnistía” para indocumentados y anunció medidas para fortalecer la vigilancia fronteriza y dentro del país.
En un discurso pronunciado en Tucson (Arizona) luego de una visita a la región fronteriza, Bush pidió al Congreso que trabaje en una reforma migratoria que pueda ser aprobada en 2006, pero enfrenta en lo inmediato la resistencia de activistas en pro y contra inmigrantes que consideran que su plan no es suficiente.

Bush enumeró medidas adoptadas y por tomarse para incrementar la seguridad contra la entrada de inmigrantes indocumentados, incluso el incremento de agentes de la Patrulla Fronteriza, el despliegue de tecnología y la construcción de barreras físicas.

“Vamos a asegurar nuestras fronteras atrapando a quienes entran ilegalmente y endureciendo los controles para evitar el cruce de indocumentados”, dijo.

Pero en un evidente gesto político hacia la derecha republicana Bush puntualizó que “aquellos que entran al país ilegalmente violan la ley”.

En los últimos meses sectores republicanos presionaron por medidas para impedir la llegada de indocumentados y mayor vigilancia interna.

Bush advirtió sin embargo que “no seremos capaces de ejecutar eficientemente nuestras leyes migratorias hasta que creemos un plan de trabajadores invitados”.

Bush se manifestó a favor de una propuesta que incrementaría el número de inmigrantes legales con posibilidades de ciudadanía. “Pero por justicia y por la seguridad de la frontera, no voy a firmar una ley migratoria que incluya una amnistía”.

El discurso de Bush tomó características de dos de las principales propuestas migratorias ahora en el Congreso estadounidense, una presentada por los senadores republicanos John Cornyn y Jon Kyl y la otra, por el republicano John McCain y el demócrata Ted Kennedy.

La posible reforma migratoria, en los términos planteados por Bush, sería abordada por el Senado a partir de enero.

El senador Harry Reid, líder de la minoría demócrata en el Congreso, subrayó que la pura vigilancia y ejecución de leyes no es suficiente para enfrentar el fenómeno.

“En la última década aumentamos 10 veces el número de agentes de la Patrulla Fronteriza en la frontera de Arizona y quintuplicamos el presupuesto de vigilancia migratoria, pero en ese mismo periodo la probabilidad de capturar inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera Estados Unidos-México cayó de 33 por ciento a principios de los 80 a 5 por ciento en 2002”, precisó Reid.

“A menos que resolvamos la diferencia entre nuestras leyes migratorias y la realidad, la inmigración ilegal no cesará y la situación en la frontera seguirá siendo caótica”, añadió.

Van contra documentos falsos

De acuerdo con la propuesta de Bush, un programa de trabajadores invitados permitiría poner en contacto a empleadores necesitados de personal con posibles empleados deseosos de trabajar, en ciertas plazas que no interesan mucho a los estadounidenses.

“Los trabajadores podrían registrarse por situación legal por un periodo de tiempo y entonces tendrían que irse a casa”, precisó.

El programa crearía una identificación a prueba de falsificaciones para el trabajador temporal.

Bush destacó lo que consideró como el éxito del programa de repatriación de indocumentados mexicanos a México y anunció nuevas medidas para ampliar la detención y repatriación de no mexicanos que cruzan la frontera México-Estados Unidos y que hasta ahora eran liberados provisionalmente.

Pero al mismo tiempo subrayó que debe haber una más severa vigilancia para el cumplimiento de leyes migratorias dentro del país y anunció la expansión de un programa que facilitará a los negocios determinar la situación migratoria de los trabajadores.

Fuente/Autor: José CarreñoCorresponsal/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *