Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Marchan miles en ciudades de EU pro inmigrantes
01/27/2020
Llega el Papa a Brasil con nuevo impulso misionero
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Avalancha de quejas tras golpes a migrantes

27 de enero de 2020

En medio de reclamos y protestas, el alcalde de la ciudad, Antonio Villaraigosa, se vio obligado a ordenar ayer desde El Salvador una “investigación a fondo” de lo sucedido, mientras el jefe de la Policía, William J. Bratton, ha reconocido que la acción de sus efectivos en las inmediaciones del Parque McArthur fue tan inapropiada como desproporcionada.

Jueves 03 de mayo de 2007

LOS ÁNGELES .- Las acciones de represalia policial contra los inmigrantes que habían participado en las marchas para exigir una vía a la legalización, desataron ayer una intensa tormenta política y una avalancha de denuncias promovidas desde distintos frentes contra la policía angelina.
En medio de reclamos y protestas, el alcalde de la ciudad, Antonio Villaraigosa, se vio obligado a ordenar ayer desde El Salvador una “investigación a fondo” de lo sucedido, mientras el jefe de la Policía, William J. Bratton, ha reconocido que la acción de sus efectivos en las inmediaciones del Parque McArthur fue tan inapropiada como desproporcionada.

“Francamente estoy muy turbado por lo que he visto. (En las imágenes), algunos oficiales en acción actuaron de forma inapropiada”, aseguró Bratton en alusión a la utilización de porras, gases lacrimógenos y balas de goma contra una multitud que incluía a mujeres, niños, discapacitados, ancianos y periodistas.

En una apurada estrategia de control de daños, tanto el alcalde como el jefe de la Policía se han visto obligados a desmarcarse de los mandos policiales que ayer ordenaron dispersar a una multitud de aproximadamente mil personas. Una operación que, según el Departamento de Bomberos y de la Policía, se saldó con un total de 10 heridos y sólo un detenido.

Mientras, las explicaciones que han ofrecido los responsables del operativo policial para justificar sus acciones, asegurando que sus agentes fueron provocados por estudiantes y grupos anarquistas que les lanzaron piedras y botellas de agua, sólo han caído en saco roto ante las imágenes que han dejado constancia de una acción brutal e indiscriminada contra inmigrantes indefensos.

“La policía lejos de apaciguar y resolver el problema que representaban un reducido grupo de jóvenes que les lanzaban botellas de agua, sólo agravó la situación y nos obligaron a correr a muchos de los organizadores para proteger a mujeres, niños y minusválidos que no participaban de ese acto de provocación y que aún se encontraban en el parque”, aseguró Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición en Defensa de los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA).

Denuncias en la radio

Los testimonios de los inmigrantes agredidos en el Parque McArthur ocuparon ayer los principales espacios de la radio en español. El proverbial temor de los inmigrantes a denunciar abusos y agresiones ante la policía convirtió a la radio en español en un improvisado tribunal popular, donde uno a uno fue desgranando su traumática experiencia.

“La policía dice que un grupo de jóvenes la provocó, pero un grupo de mujeres que no les habíamos hecho nada fuimos golpeadas e insultadas, poco antes incluso de que se iniciara la cargada. Que no se inventen cosas. La policía nos tenía ganas desde antes del incidente y cuando les dieron la orden de intervenir se nos vinieron encima, sin importar que lleváramos niños”, dijo Nayelli, otra víctima de la acción de represalia.

Organizaciones como CHIRLA, CARECEN y la Coalición en Defensa de los Inmigrantes del Sur de California prometieron una demanda colectiva contra quien resulte responsable en el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Según confirmaron, a esta demanda colectiva podrían sumarse una larga lista de inmigrantes que, a pesar de no tener papeles, no parecen dispuestos a dejar pasar un agravio que ha puesto en serios aprietos a las autoridades de la ciudad.

“No permitiremos que la dignidad de nuestros niños, mujeres y ancianos se vea atropellada. Y tampoco dejaremos que acciones como las de ayer empeñen el histórico esfuerzo a favor de nuestros derechos como inmigrantes”, aseguró Luis Ángel Nieto, de la Coalición en Defensa de los Inmigrantes del Sur de California.

“Vamos a presentar demandas contra quien resulte responsable”, sentenció Nieto.

Fuente/Autor: J. Jaime Hernández/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *