“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
¿TE GUSTA EL ROCK?
01/27/2020
Lucharán 58 países contra práctica de niños en guerras
01/27/2020

Noticias

Arrancan nuevo Santuario de los Mártires Mexicanos

27 de enero de 2020

Cambian proyecto original que habían planeado terminar en el 2004 y que no prosperó

Guadalajara, México (5 febrero 2007)

Hoy, Fiesta de San Felipe de Jesús, primer Santo mexicano, siete años después de que se anunció el proyecto del Santuario de los Mártires, las obras se reactivan luego de sortear conflictos legales y presupuestales.

Entusiasmo y fe hay de sobra, lo que se desconoce es el monto de los recursos que se destinarán para el santuario, el cual sufrió modificaciones.

Anunciado en el año 2000 como un gran templo con capacidad para 20 mil personas en el interior y 50 mil en su exterior, el Santuario de los Mártires fue anunciado como el que sería el recinto más importante de México después de la Basílica de Guadalupe.

Originalmente planeado para construirse en el Cerro del Cuatro, el proyecto se mudó al Cerro del Tesoro en el 2001, donde enfrentó problemas con vecinos, además de las licencias de construcción, ello aunado a la suspensión de los trabajos por falta de fondos y litigios legales con las constructoras dieron al traste con lo planeado: que el santuario estuviera terminado para la celebración del Congreso Eucarístico Internacional que se celebró en Guadalajara en el 2004.

Ahora, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez no quiere aventurarse con un pronóstico para terminar la construcción, aunque afirma que los problemas legales ya fueron resueltos por el equipo jurídico del patronato.

El proyecto del Santuario consta de un total de 185 mil metros cuadrados de los cuales 170 mil estarán techados.

El interior del recinto tendrá una capacidad de 12 mil personas aproximadamente, aunque en la calzada que se construirá y en el exterior del templo se podrían acomodar otras 50 mil.

Una segunda etapa constaría de un centro de caridad, comedores, una escuela de enfermería y un albergue para peregrinos, entre otras instalaciones.

Sandoval Íñiguez comentó que no se puede precisar cuánto les va a costar esta primera etapa debido a que los costos cambian día con día, y no quiso decir cuánto lleva recolectado en donaciones, pues, justificó, es difícil de cuantificar, pues muchas donaciones serán en especie, pero reconoció que el costo original establecido fue de alrededor de 120 millones de pesos.

Dijo que el Santuario se construirá con el apoyo de los feligreses y que por ejemplo, constructores de Jalisco se comprometieron a prestar sus maquinarias sin costo alguno y el Arzobispado sólo pagaría el combustible y los sueldos de los operadores.

De acuerdo con el coordinador general de la construcción, Héctor Castellano Frank, si los recursos fluyen continuamente y la obra no tiene retrasos, en el más optimista de los pronósticos, la primera etapa se terminaría en 24 meses.

Fuente/Autor: José Alonso Torres/Mural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *