“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
«La Iglesia ama, he aquí toda su vida»
01/27/2020
“El catecismo es el compendio de todos los dogmas y de toda la moral de la Iglesia Católica”
01/27/2020

Scalabrini

“Apóstol del Catecismo”

27 de enero de 2020

De los Escritos de Juan Bautista Scalabrini.

¡Me llora el corazón al ver que tantos jóvenes estudiantes se pierden, mientras tan fácilmente nosotros podríamos salvarlos! Sean para ellos, ¡oh hermanos!, los cuidados más solícitos y afectuosos. ¡Salvemos, oh salvemos a esta pobre juventud estudiantil y todo habremos salvado con ella!… No es sólo por el gran afecto que yo siento por ella, que me atrevo proferir aquí nuevamente ante ustedes este grito, sino también para desendeudarme, de una promesa que hice a Pío IX, de santa memoria. – Continúe, me dijo un día con ese modo suyo tan paternal, continúe siendo, Monseñor, el Apóstol del Catecismo -, y diciendo esto, quizás para que no olvidase la recomendación, me regaló, en presencia de varios Obispos, esta cruz… Confundido por ese trato de complacencia tan imprevisto como inmerecido, no recuerdo qué respondí. Esto sí lo recuerdo muy bien, que asumí el compromiso de poner en obras, lo mejor que pudiese, esas palabras, y también en cada circunstancia oportuna repetirlas a mis Cohermanos en el Ministerio. Por lo tanto, párrocos y sacerdotes, todos los que estamos aquí reunidos, armémonos de un celo fuerte, iluminado, constante; convirtámonos en los Apóstoles del Catecismo.

Acta y Documentos del Primer Congreso Catequístico – Piacenza – 1890

Distantes, más que el cielo de la tierra, del celo de un San Carlos Borromeo, de un San Francisco de Sales, de un B. Pablo Burali, nuestro glorioso antecesor, de un Ven. Bellarmino y de otros insignes pastores contemporáneos, Nos sentimos arder por un muy vivo deseo de seguir, por lo menos desde lejos, sus huellas en esta Obra saludable del Catecismo; jamás cesaremos de rezar, de esforzarnos, de instar oportuna e inoportunamente, con mucha paciencia, hasta que no podamos verla perfectamente cumplida y pueda Nuestra muy amada Diócesis servir como modelo edificante y ejemplo a las demás.

El Catecismo Católico – Piacenza 1877

Fuente/Autor: Una Voz Viva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *