La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
El agua clara de la Pascua
01/27/2020
Una carta con visión
01/27/2020

Tu Página

Unidad, pide Benedicto XVI en su primer misa

27 de enero de 2020

Confirma que en agosto irá a Colonia, en Alemania, para presidir la Jornada Mundial de la Juventud, a la que tenía previsto asistir su predecesor, Juan Pablo II.

Ciudad del Vaticano
Miércoles 20 de abril de 2005

Benedicto XVI ofició hoy su primera misa como Papa, en la que afirmó que Juan Pablo II ha dejado una iglesia “más valiente, más libre y más joven” y que en estos momento en los que se siente turbado por la responsabilidad, siente a su antecesor que le dice “no tengas miedo”.

En su discurso, el nuevo Papa se comprometió a proseguir el trabajo trazado en el Concilio Vaticano II y a trabajar por la unidad de los cristianos.

Benedicto XVI hizo estas manifestaciones en el discurso que pronunció al final de la misa que celebró en la Capilla Sixtina del Vaticano, donde ayer fue elegido Papa.

A la misa asistieron los 114 cardenales electores que participaron en el cónclave que lo llevó al Sillón de Pedro.

Benedicto XVI anunció que en agosto irá a Colonia, en Alemania, para presidir la Jornada Mundial de la Juventud, a la que tenía previsto asistir su predecesor, Juan Pablo II.

Reiteró que los jóvenes son el futuro y la esperanza de la Iglesia y la humanidad. “Querido jóvenes, futuro y esperanza de la Iglesia y de la humanidad, continuaré dialogando, escuchando vuestros deseos, intentado ayudaros a encontrar siempre lo más profundamente posible a Cristo viviente, eternamente joven”, dijo el Papa.

Benedicto, el ex cardenal alemán Joseph Ratzinger, ingresó en la Capilla Sixtina para celebrar la misa, rodeado de los cardenales que lo eligieron Papa en el mismo recinto un día antes.

Con vestimentas doradas y la mitra blanca y áurea, Ratzinger inició el oficio con una plegaria en latín. Pese a que se había anunciado que pronunciaría su primera homilía en latín, no hubo homilía y el Vaticano no ofreció explicación en un primer momento.

La Plaza de San Pedro estaba casi vacía en la mañana del miércoles, en contraste con los cientos de miles que se agolparon en la plaza y alrededores el martes para ver quién era el nuevo Papa de los más de mil millones de católicos en el mundo.

El guardián de la ortodoxia durante el papado de Juan Pablo II había entrado en el cónclave que comenzó el lunes como uno de los favoritos. Al día siguiente fue proclamado Papa como el pontífice de mayor edad en el momento de su elección en 275 años (78) y el primer Papa alemán en casi un milenio.

Una entusiasta multitud saludó a Benedicto cuando fue presentado al anochecer del martes en los balcones de la Basílica de San Pedro, desde donde impartió su primera bendición como Papa, después que el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez anunció que los cardenales habían elegido un pontífice.

Fuente/Autor: El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *