La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Crece en un 16,6 % el número de seminaristas ordenados sacerdotes en España
01/27/2020
Santa Sede pide a la ONU frenar discriminación contra cristianos en el mundo
01/27/2020

Noticias

Un Misionero de San Carlos es proclamado Siervo de Dios

27 de enero de 2020

Buenos Aires, 13 de marzo de 2009.
Estimados

Me es muy grato, en nombre de la Congregación Scalabriniana y de la Iglesia toda, compartir con ustedes la buena nueva con la que el Señor nos ha bendecido, el día 27 de noviembre de 2008 fue declarado SIERVO DE DIOS el P. Tarcisio Rubin,cs:

Además les comunico que el MARTES 31 DE MARZO, 18,00 HS. OBISPADO DE JUJUY, Argentina, se realizará la primera sesión Diocesana del Proceso de Beatificación. Quienes hayan tenido la suerte de conocerlo o tengan testimonios sobre él le ruego se comuniquen a esta dirección o a la misión scalabriniana más cercana para presentarse como testigo del Proceso. Desde ya muchas gracias. Por favor difundan este mensaje.

Ésta es la Oración aprobada para la devoción privada por el Siervo de Dios P. Tarcisio:

ORACION PARA LA DEVOCION PRIVADA

Dios Omnipotente y eterno, que concediste a tu siervo,
el Padre Tarcisio, sacerdote y misionero, la gracia de seguir más de
cerca de tu hijo Jesús, según las huellas del Beato Juan Bautista Scalabrini,
Padre los migrantes, Te rogamos que para tu gloria y bien de tu pueblo, nos concedas ser fieles a la vocación recibida, amando fielmente a la Iglesia y sirviendo al prójimo, sobre todo a los más pobres entre los pobres.
Te suplicamos, que reconociendo sus virtudes, tu siervo el Padre Tarcisio
sea glorificado junto con los santos de la Iglesia, y concédeme por su intercesión el favor que te pido…… Amén

Padre Nuestro – Ave María – Gloria.

De conformidad con los decretos del Papa Urbano VIII, declaramos que en nada se pretende prevenir el juicio de la autoridad Eclesiástica, y que esta oración no tiene finalidad de culto público.

Fuente/Autor: P. Francisco J. Bernardi, cs, Superior Provincial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *