La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Nueva iglesia y nuevo Centro Pastoral multicultural para la evangelización de los emigrantes
01/27/2020
Oposición a plan de EU contra “mojados”
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Testimonios de familias separadas

27 de enero de 2020

Congresistas federales conocerán los estragos de las redadas

Se trata de ponerle rostro al problema. Se trata de que todos los estadounidenses sepan que las familias que son divididas, los padres que son deportados y los hijos que se quedan aquí, tienen un nombre y una historia, y que ellos son la causa por la que resulta urgente una reforma migratoria integral.

Integrantes del Caucus Hispano del Congreso federal participan en el proyecto Unidad Familiar, que consiste en recorrer el país para escuchar estas historias y para difundir la información sobre lo que está ocurriendo con la comunidad inmigrante en Estados Unidos. El objetivo es visitar 17 de las principales ciudades del país durante cinco fines de semana; y este viernes, le toca a Los Ángeles.

“Hemos recibido cualquier número de peticiones y solicitudes de gente en todo el país para que les ayudemos a que la aplicación de la ley sea más sensible; que se enfoque en la gente que es realmente peligrosa y no en las madres de familia, en los hijos, en la gente que está siendo separada”, dijo a este diario el congresista Xavier Becerra, quien participa en este proyecto.

Mañana por la noche un grupo compuesto por los congresistas Lucille Roybal-Allard, Grace Napolitano, Linda Sánchez y el propio Becerra, así como por comunidades de fe, se darán cita en la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, en la Placita Olvera, para escuchar testimonios de familias separadas por su situación migratoria y para discutir las posibilidades de tener una reforma en ese sentido durante este año.

“Lo más importante es poner un rostro a lo que ocurre”, comentó Becerra. “Mucha gente cree que la inmigración es un asunto de ‘ellos’ contra ‘nosotros’, que a ‘ellos’ los acosan o los deportan. Pero muchos de ‘ellos’ somos nosotros; son nuestros vecinos, nuestros amigos, tienen nombres; queremos mostrar este rostro frente a la opinión pública estadounidense, ver la crueldad y el insensible acercamiento al problema migratorio por parte de los agentes de inmigración, que en lugar de enfocarse en los criminales más peligrosos, deportan a gente que sólo está trabajando”.

En días pasados trascendió que el congresista de Illinois Luis Gutiérrez, quien dirige el proyecto Unidad Familiar, estaría trabajando en el borrador de una propuesta de ley de reforma migratoria para ser presentada este año en conjunto con otro legislador, aunque la oficina del congresista no ha confirmado esta información. Gutiérrez es autor de uno de los proyectos presentados con anterioridad ante el Congreso.

“Yo no tengo conocimiento de que exista ningún borrador por el momento, pero anteriormente se han presentado diferentes propuestas de ley que contienen ideas que continúan siendo válidas hoy”, dijo Becerra. “Yo creo que no hay necesidad de reinventar la rueda; no me sorprendería que simplemente se hicieran cambios en alguna de estas propuestas, que veamos qué se puede mejorar porque ahora somos un Congreso diferente y hay un presidente diferente; la clave es discutir sobre el tema primero y obtener el apoyo de los republicanos”.

El fin de semana pasado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, visitó la ciudad de San Francisco como parte del recorrido que realizan los congresistas. Ahí dio un discurso en el que sostuvo que las redadas de ICE deben terminar y enfatizó la necesidad de una reforma migratoria que otorgue un camino a la legalización.

“Sería difícil para cualquier persona, incluso para el presidente [Barack Obama], no sentirse conmovido por las tragedias expuestas por estas familias. Lo que esperamos es que a través de la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, y la gente de su departamento, se entienda que tenemos la obligación de vigilar las fronteras y aplicar las leyes de inmigración, pero que podemos hacerlo de una manera inteligente”, dijo Becerra.

Sobre la posibilidad de que una acción en materia migratoria, ya sea una orden para detener las redadas o una reforma en el Congreso, sea aprobada durante este año, el congresista se mostró optimista, aunque recordó que la situación económica demanda atención a otros problemas como el desempleo, la reforma de salud y la reforma educativa. “Pero creo que habrá la oportunidad de enfocarnos en la creación de una reforma sensible e incluyente”.

Organizaciones activistas que han hecho un llamado al presidente Obama para que emita una orden ejecutiva que ponga fin a las redadas y deportaciones –acción para la cual el presidente no requiere de la aprobación del Congreso-, se dijeron esperanzadas con el proyecto de los congresistas, pero consideraron que es preciso que la postura de los representantes de California se oficialice.

“Pensamos que un llamado oficial por parte de California tendría una resonancia y crearía un efecto dominó en el país”, dijo Javier Rodríguez, portavoz de la Coalición 25 de Marzo y del grupo de organizaciones que preparan las movilizaciones del próximo 1 de mayo, entre las cuales se encuentran Hermandad Mexicana Trasnacional y la Alianza Nacional por los Derechos Humanos.

EN DETALLE

• Qué: Reunión Unidad Familiar con congresistas federales

• Cuándo: Viernes 13 de marzo, 7:00 PM

• Dónde: Parroquia de Nuestra Señora de Los Ángeles, en Placita Olvera. 535 N. Main St.

Foto – Familias se visitan a través de la reja de la frontera entre México y EEUU en San Diego. Priscilla (Ventura/La Opinion)

Fuente/Autor: La Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *