Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
“América con Cristo vive la Misión”, lema del Día de Hispanoamérica
01/27/2020
Testimonios de familias separadas
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Nueva iglesia y nuevo Centro Pastoral multicultural para la evangelización de los emigrantes

27 de enero de 2020

Joso, Japón

Inmigración como potencial de evangelización. Es esta la idea de fondo de la nueva iniciativa de la Iglesia japonesa, que se encuentra en la peculiar situación de tener, para su cura pastoral, un “rebaño” de fieles compuesto en un más del 50% por emigrantes. En la nación hay en efecto 452.000 católicos japoneses y 565.000 católicos provenientes de otros países.

Para hacer frente a estas nuevas exigencias, la Iglesia ha inaugurado recientemente unanueva iglesia y un nuevo Centro Pastoral multicultural en la ciudad de Joso, dentro de la Prefectura de Iribaki. La iglesia, dedicada a Nuestra Señora de Aparecida, muy conocida entre el pueblo brasileño, fue consagrada por Su Exc. Mons. Daiji Tani, Obispo de Saitama, ante la presencia de más de 600 fieles católicos de diferentes nacionalidades, entre los que había muchos latinoamericanos inmigrantes en Japón, muy devotos de la Virgen de Aparecida. La celebración también ha recordado el centenario de la inmigración brasileña en Japón: ahora en el país del Sol Levante existe una comunidad brasileña sólida y arraigada en el tejido social.

La nueva iglesia se propone expresamente, ya desde su nacimiento, para ser un polo de atracción para las comunidades de inmigrantes de todas las nacionalidades. El Centro Pastoral multicultural anexo servirá para dos objetivos fundamentales: ser un lugar de unión para todos los católicos emigrantes, que encontrarán acogida, ayuda, un clima de hospitalidad y fraternidad, un entorno dónde poder rezar, reunirse, ayudarse; por otro lado el Centro promoverá iniciativas de evangelización que buscarán convertir a los mismos inmigrantes católicos en protagonistas de la misión entre sus connacionales y entre las familias japonesas.

Para realizar desarrollar servicio en la nueva iglesia habrá un sacerdote brasileño, el p. Nelson Soverino De Souza, Misionero del Sagrado Corazón, junto con tres religiosas Hijas de Jesús, una de nacionalidad japonesa, otra filipina y la otra brasileña. La presencia de las tres religiosas “representa plásticamente la necesidad y la voluntad de llevar a cabo la obra de evangelización en una sociedad multiétnica”, ha subrayado suor Isabel Romero, Superiora provincial del instituto.

Fuente/Autor: Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *