“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Prepascua Juvenil Diocesana en Guadalajara
01/27/2020
CUMPLEAÑOS DEL PADRE ROMÁN
01/27/2020

Noticias

Se distribuye en México la película «Padre Pío, una luz en nuestro tiempo»

27 de enero de 2020

MÉXICO, miércoles, 13 febrero 2008

La película que retrata la espiritualidad y la vida íntima de san Pío de Pietrelcina (1887-1968), conocido mundialmente como «Padre Pío», ha llegado, finalmente, a México.

El segundo país con mayor número de católicos del mundo, podrá ver en las pantallas de su casa y en los videocentros, así como adquirirse en las numerosas librerías católicas o en los monasterios capuchinos, «Padre Pío, una luz en nuestro tiempo», filme que narra la vida de este santo fraile capuchino a quien la Gracia le donó los sagrados estigmas y cuya canonización se recuerda como una de las más numerosas en asistentes de toda la historia del pontificado de Juan Pablo II.

Los Hermanos Menores Capuchinos en México han manifestado –mediante un comunicado– su alegría inmensa «de poder ofrecer la vida de uno de los mayores santos de la Iglesia a través de la película “Padre Pío, una luz en nuestro tiempo” filmada en regiones de Italia y que ha ejercido un gran impacto en las personas que la han podido ver, encontrando en este humilde franciscano a un gran amigo e intercesor para tantas situaciones que vive nuestro mundo de hoy».

«Sin duda que la vida y espiritualidad del Padre Pío es ejemplo y motivación de muchos, tanto de los alejados como los cercanos a la Iglesia, ya que este santo del siglo XX es capaz de cautivar el corazón una vez que se le conoce, mostrando la cercanía y el amor de Dios que ha devuelto a muchos la fe», subraya el comunicado mediante el cual los capuchinos dan a conocer la proyección del filme en México.

La producción de la película es del director Carlo Carlei quien ha querido reflejar la vida de este fraile capuchino que desde su infancia estuvo tocado por la mano de Dios.

«Llevado de fuertes experiencias místicas se identificó tanto con el dolor humano que durante 50 años llevó en su cuerpo los estigmas de Cristo, que además de acarrearle una gran fama mundial, le trajo fuertes incomprensiones y sufrimientos», asegura el comunicado de prensa.

Más información en: www.capuchinosmex.com

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *