La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
CONVIVENCIA DE NAVIDAD
01/27/2020
CONVIVENCIA DE NAVIDAD
01/27/2020

Noticias

Pide Papa en favor de los niños víctimas de abusos

27 de enero de 2020

Hace Benedicto XVI un llamado en favor de las víctimas de abuso en todo el mundo, entre ellos los menores soldados, los mendigos y otros que carecen de sustento y amor.

Ciudad del Vaticano
Lunes 25 de diciembre de 2006

El Papa Benedicto XVI celebró la misa navideña al primer minuto del lunes en el esplendor de la Basílica de San Pedro, haciendo un llamado en favor de los niños víctimas de abuso en todo el mundo, entre ellos los niños soldado, los mendigos y otros que carecen de sustento y amor.

“El niño de Belén orienta nuestra mirada a todos los niños que sufren y son maltratados en el mundo, los nacidos y no natos”, dijo Benedicto en su homilía, refiriéndose a la posición de la iglesia ante el aborto.

Al celebrar el nacimiento de Jesús, indicó que la gente debería de pensar en los niños obligados a “servir como soldados en un mundo violento, hacia los niños que tienen que mendigar, lo que sufren privaciones y hambre, hacia los niños que no reciben amor”.

“Oremos esta noche para que el brillo del amor de Dios cubra a todos esos niños”, dijo el pontífice. “Pidámosle a Dios que nos ayude a hacer nuestra parte para que la dignidad de todos los niños sea respetada”.

Previamente, el pontífice dijo durante su bendición dominical que la gente debería esforzarse para “superar ideas preconcebidas y prejuicios, derribar barreras y eliminar las comparaciones que dividen, o peor, llevan a las personas a enfrentarse entre sí, para forjar juntos un mundo de justicia y paz”.

En tanto, muchos cristianos del mundo celebraron las navidades en medio de fuerte seguridad y bajo la amenaza de atentados terroristas.

La paz en la Tierra pareciera apenas un sueño para muchos esta Navidad. La policía vigiló iglesias en Pakistán e Indonesia y en Belén no hubo villancicos este año.

La reina Isabel II envió un mensaje especial de navidad a los soldados británicos en otros continentes, diciéndoles que “su valor y lealtad no se toman a la ligera” en medio de crecientes bajas en Irak y Afganistán.

Los cristianos de Indonesia desafiaron las advertencias de un ataque terrorista y acudieron a una iglesia en el país con más musulmanes en Asia, mientras que los australianos amenazados por incendios forestales recibieron un anhelado regalo navideño: Lluvia.

En la mayoría del territorio asiático, los cristianos son una minoría religiosa, pero celebraron entusiastas el nacimiento de Jesús con ceremonias y festividades.

En Filipinas, la única nación asiática predominantemente cristiana, una oleada de mensajes de texto para teléfonos celulares saturaron las redes cerca de la medianoche.

En Japón y Tailandia, mayoritariamente budistas, los compradores se aglomeraron en los centros comerciales decorados con árboles navideños, un reflejo de la creciente comercialización de la temporada en todo el mundo.

El Papa inició la Misa de Gallo, transmitida a 44 naciones, con un mensaje en latín: “Pax vobis” (“La paz sea con vosotros”).

Los fieles respondieron entonces: “Et cum spiritu tuo” (“Y con tu espíritu”).

Para simbolizar el alcance mundial de la iglesia católica romana, niños vestidos de la manera tradicional de varias naciones, entre ellas Corea del Sur, Polonia y Burkina Faso, llevaron flores a una imagen del niño Jesús cercana al altar.

Benedicto dijo a los fieles que “no olviden el verdadero regalo: El darle a otros algo de nosotros, el dar algo de nuestro tiempo, dedicarle tiempo a Dios”.

El dar regalos esta Navidad también debe significar el darle a quienes no pueden corresponder, dijo.

“Eso fue lo que hizo Dios”, dijo el pontífice.

Doce horas después de la misa, el Papa de 79 años tiene programado realizar la tradicional alocución “Urbi et Orbi”, “a la ciudad (de Roma) y el mundo” en latín, ante decenas de miles de personas se espera se reúnan en la Plaza de San Pedro.

Fuente/Autor: AP/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *