Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Urgen completar muro fronterizo ante narcoviolencia
01/27/2020
Migrantes:Toman anticonceptivos porque saben que serán ultrajadas…
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Oposición a plan de EU contra “mojados”

27 de enero de 2020

Jueves 19 de marzo de 2009

NUEVO LAREDO, Tamps.— La Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas, pondrá en marcha el 25 de marzo un plan piloto para detener el flujo de migrantes a Estados Unidos, mediante la aplicación en las orillas del río Bravo de dos potentes herbicidas que eliminarán la maleza que crece en sus márgenes y que sirve de refugio para los indocumentados.
El cabildo de Laredo aprobó el lunes esta iniciativa, lo que motivó la protesta por parte de autoridades, ambientalistas y la sociedad de Nuevo Laredo, al considerar muy peligrosa esta medida que pretende ser aplicada en una área de 16 millas, justo frente al área urbana de esta frontera.

Aunque el anuncio ha ocasionado controversia entre ambientalistas internacionales y autoridades de Tamaulipas por los posibles efectos en la salud de 800 mil personas que habitan en ambos lados del río, al diluirse en el agua, los herbicidas podrían provocar ceguera, problemas respiratorios agudos, algunas neuropatías e infertilidad en la mujer, alertó Luis Campbell Loa, jefe de la jurisdicción sanitaria.

“Estos pueden ocasionar en las personas severa irritación en los ojos, posible ceguera irreversible y problemas cancerígenos, por lo que estamos en contra de que se apliquen en el río y porque sus efectos los veremos a largo plazo”, expresó.

Dijo que el asunto deberá ser evaluado antes de que se aplique, razón que motivó la protesta de la Secretaría de Salud de Tamaulipas, y de la Comisión Estatal de Agua de Tamaulipas, que a su vez presentaron su inconformidad ante la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

“No hay estudios sobre los efectos de estos herbicidas. Pero sabemos que esos productos pueden durar hasta tres años en el agua”.

Carlos Montiel Saeb, gerente de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa), señaló que la planta potabilizadora no es capaz de eliminar los elementos químicos, ya que los herbicidas serían rociados río arriba de las bocatomas de dicha planta.

“Potabilizamos el agua, pero no le quitamos los químicos”, aclaró Montiel, quien agregó que los contaminantes no serían eliminados, llegarían a la población.

Hasta el momento, la decisión tomada por el cabildo laredense no ha sido revertida, por lo que las autoridades de Nuevo Laredo y del gobierno de Tamaulipas acudirán a instancias internacionales para evitar las acciones de la Patrulla Fronteriza, que ya virtió sustancias sin previo aviso y sin consentimiento, en el área del Texas Ranch, donde fotografías proporcionadas a la prensa muestran los devastadores efectos a la flora de la región.

Ssa estará atenta a los efectos

José Angel Córdova, secretario de Salud, dijo que la dependencia a su cargo estará vigilante sobre el herbicida que pondrá Estados Unidos en el río Bravo para controlar el crecimiento del carrizo.

El funcionario recordó que las autoridades de ese país afirmaron que este herbicida no tiene efecto tóxico para los humanos o los animales. Sin embargo, estarán atentos, porque cualquier sustancia química puede provocar, por lo menos, reacciones en la piel.

“Esto es algo que están ellos aplicando de su lado y pues, simplemente, hay que estar haciendo una vigilancia”, sostuvo.

Fuente/Autor: Gastón Monge y Ruth Rodríguez Corresponsal y reportera – El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *