Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Momentos alegres #182
01/27/2020
Entrevista Padre Román Cerantola
01/28/2020

Editorial

Nuevo Promotor Vocacional

28 de enero de 2020

Soy miembro de una congregación religiosa que sirve a migrantes y refugiados en 34 países en el mundo. Yo, Leandro Fossá, nací en Bento Gonçalves-RS, Brasil en el día 7 de octubre de 1978. Soy el mayor de dos hijos e dos hijas, somos 4 en total. Mis papás Dalmo Fossá y Marlene Zapalai Fossá. Mis hermanas Roberta y Renata y mi hermano Luciano. A la edad de quince años ingresé en el seminario menor de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos de Guaporé, sur de Brasil.
Profesé los primeros votos religiosos en el día 7 de enero del 2001 y en el 8 de marzo de 2001 llegué a Chicago para comenzar los estudios teológicos. Soy hijo de migrantes en Brasil y por eso profesé mis votos religiosos en una congregación religiosa que sirve a migrantes.
Durante mis estudios teológicos estudié espiritualidad bíblica e hice una maestría en CTU, Catholic Teological Union, en Chicago.
En el 2003-2006 trabajé con la PJHAC, Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis de Chicago, donde tuve la oportunidad de participar en el primero encuentro de pastoral juvenil hispana en los Estados Unidos
En el 2004 fui voluntario en la casa del migrante en Altar Sonora donde aprendí mucho del flujo migratorio y la realidad de los migrantes que llegan a estados Unidos.
El día 10 de marzo del 2007 celebré la ordenación sacerdotal. Mi primera misión como sacerdote fue en las Iglesias de Monte Carmelo y San Carlos Borromeo en Melrose Park, IL. La actividad pastoral, y la labor con la comunidad en la Iglesia servía a los Anglo-Sajones, italianos, brasileños, e hispanos. En todos mis años en los Estados Unido he trabajado con Pastoral Juvenil Hispana.
En el 2010 fui enviado a Roma para unos estudios referentes a la formación inicial para los religiosos y sacerdotes, lo cual lo llevé a cabo en la Universidad de los Salesianos.
En el 2011-2012 trabajé en la Iglesia de San León Magno en Houston Texas y realicé un ministerio en portugués en la Arquidiócesis de Galveston-Houston. A parte de trabajar con la comunidad brasileira, hice ministerio con la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis y otros grupos de ministerio hispano en la comunidad.
En octubre del 2012 fui invitado al ministerio vocacional y asumí mi presente posición de director vocacional de los Misioneros de San Carlos Borromeo-Scalabrinianos en el área de los Estados Unidos y Canadá. En mi ministerio pastoral al servicio del inmigrante he encontrado una diversidad cultural que me ha ayudado en mi sacerdocio y agradezco a todas las personas que Dios me ha puesto en mi camino hasta el día de hoy.
Del 2014 al 2017 fui el encargado de la organización y formación para los formadores que educan los futuros misioneros para los migrantes. Este trabajo comprendía las casas de formación desde Colombia hasta Estados Unidos.
Actualmente soy el secretario del Consejo Provincial de mi congregación religiosa y el encargado de la organización del Movimiento Laico Scalabriniano. Este grupo de laicos en su gran mayoría hispanos sirven a nuestras parroquias en Estados Unidos y ayudan a los migrantes, especialmente indocumentados. Su servicio provee talleres de migración, ayuda a documentación, visita a las cárceles, organización de vistos con los consulados, visitas a la casa de migrante entre otros.
Hace tres semanas fui enviado a México para trabajar con la Promoción Vocacional. Agradezco a los Misioneros de San Carlos por esta hermosa oportunidad de servir en una tierra bendecida por una gran fe en la Virgen de Guadalupe y un enorme respeto hacia la Iglesia y hacia Dios. “no se puede llegar al Señor con los zapatos limpios.” Beato Juan Bautista Scalabrini

Fuente/Autor: Padre leandro Fossá, cs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *