“La comunión es la fuente de la cual el alma saca el agua que sube hasta la vida eterna”.

Beato Juan Bautista Scalabrini
EL PAPA A JÓVENES ESPAÑOLES
01/27/2020
CUARTO ANIVERSARIO DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DEL PADRE CHAN
01/27/2020

Noticias

New Age y supersticiones pueden causar posesiones diabólicas, dice exorcista

27 de enero de 2020

MÉXICO D.F.

El exorcista y profesor de la Pontificia Universidad Regina Apostolorum de Roma, P. Francesco Bamonte, aseguró que entre las posibles causas de posesión diabólica se encuentran la asunción de actitudes supersticiosas, practicar el ocultismo o el esoterismo e involucrarse en la corriente neopagana del New Age y recurrir a la difundida práctica de la lectura de las cartas y el tarot.

Así lo expresó el sacerdote italiano el pasado mes de julio en esta ciudad con ocasión del 3° Congreso Nacional de Exorcistas organizado por la Arquidiócesis de México entre el 16 y el 20 de julio pasado.

“La acción extraordinaria del demonio tiene tres posibles causas”, explicó el exorcista según información ofrecida por la arquidiócesis primada. “La primera tiene que ver con la propia culpa, cuando se asumen actitudes supersticiosas, además de ejercer prácticas de ocultismo, pertenecer a sectas satánicas o esotéricas, involucrarse en la corriente del New Age o creer en el poder de los talismanes, de las pirámides de energía, la cartomancia o el tarot”, precisó.

La segunda “puede ser causa de un maleficio elaborado o mandado a realizar por una tercera persona, mientras que la tercera puede ser un llamado especial de Dios para que la persona ofrezca su sufrimiento en las garras del demonio por la salvación de otras almas”, agregó.

El sacerdote, que dedica gran parte de su actividad pastoral a la ayuda de las víctimas de la “magia” y de los “operadores de lo oculto”, advirtió a los sacerdotes participantes del evento que, como muchos de los signos de la posesión pueden confundirse con enfermedades mentales, es necesario una evaluación de cada caso “con la mayor prudencia posible”.

Entre los signos “de una real posesión diabólica”, señaló el exorcista, se encuentran el “hablar, comprender y escribir y leer idiomas desconocidos por la persona; conocer circunstancias que los son imposibles de saber al poseso, como pecados del exorcista u otra persona; tener una fuerza desmedida pero sobre todo la aversión por lo sagrado: a Dios, a la Iglesia, etc.”.

Fuente/Autor: Aciprensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *