Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
En EE.UU. radican 29,3 millones de personas de origen mexicano, dice el Gobierno
01/27/2020
Por favor, Dios, que alguien se interese
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Mensaje de Navidad y de Año Nuevo de los Obispos de México

27 de enero de 2020

Los Obispos piden, en su Mensaje de Navidad, fortalecer la familia como cuna de la vida y del amor y reafirmar el compromiso por la paz y la justicia.

Ciudad de México

Los Obispos de México piden a todo el pueblo de Dios en Estas Navidades “reafirmar nuestro tenaz compromiso por la paz con justicia”, haciendo eco de las palabras del Santo Padre, Benedicto XVI en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2008.
Consideran los Obispos algunos de los principales desafíos que deberá afrontar la Iglesia y la sociedad en el próximo año. Entre ellos señalan en primer lugar “la globalización que, regida por la ética, debería estar al servicio de la persona”, sin embargo, corre el peligro “de llevar a grandes monopolios y de convertir el lucro en valor supremo y generar una pobreza más cruel y mayor”.

Otro gran desafío “la consolidación de la democracia, en la cual se ha avanzado, pero es necesario que sea más participativa y basada en la promoción y respeto de los derechos humanos”. Los Obispos también asumen el reto del “debilitamiento de la vida cristiana debido al secularismo, al hedonismo y al indiferentismo” así como el escaso o limitado acompañamiento, que tantas veces se da a los fieles laicos “que frecuentemente con buen espíritu y entusiasmo desean una evangelización, con gran ardor apostólico”.

“Ante lo complejo de nuestra realidad – continua el Mensaje – es necesario seguir promoviendo la acción y el compromiso de todas las personas de buena voluntad para llegar a acuerdos concretos en beneficio de quienes más nos necesitan”, como son los hermanos indígenas, los emigrantes, los enfermos, los adictos dependientes, los detenidos en las cárceles y las personas que viven en la calle. De forma particular recuerdan “el ser humano más débil e indefenso, el ser que se gesta en el seno de su propia madre, de la que depende totalmente hasta lograr su nacimiento”, muestran su preocupación de que en México que es “una sociedad cuya característica fundamental ha sido la valoración y cuidado por la familia y por la vida, quede sin la debida protección legal que garantice preservar la sensibilidad humana y el respeto efectivo en todos los casos, en favor del ser humano en gestación”.

Recuerdan así mismo los momentos de tensión que ha habido en el país a lo largo de este año debido a los movimientos sociales y políticos propios del proceso de cambio que esta viviendo la Nación así como los numerosos momentos de amargura y tristeza, provocadas por las catástrofes naturales. Todos estos acontecimientos “nos dieron la oportunidad de mostrar, una vez más, el espíritu solidario de nuestro pueblo”.

Concluyen los Obispos su Mensaje deseando a todos las familias “fortalecer su espíritu como cuna de la vida y el amor, y que ahí florezca el mensaje de justicia y de paz que porta el Emmanuel, Dios con nosotros”.

Fuente/Autor: Conferencia Episcopal Mexicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *