El amor nunca es indiferente

Beato Juan Bautista Scalabrini
MOZAMBIQUE: NUEVA APERTURA SCALABRINIANA.
01/27/2020
EL DERECHO NATURAL DE EMIGRAR.
01/27/2020

Scalabrini

La emigración es un hecho natural y una necesidad inevitable

27 de enero de 2020

De los Escritos del Beato Juan Bautista Scalabrini.

. Es una válvula de seguridad dada por Dios a esta sociedad atormentada; es una fuerza conservativa mucho más poderosa que todos los compresores morales y materiales, pensados y puestos en práctica por los legisladores para tutelar el orden público y para garantizar la vida y los bienes de los ciudadanos. Es conocido el refrán: malesuada fames [el hambre mala consejera]. ¿Quién podría retener un pueblo que estalla bajo las convulsiones del estómago, pero que tuviese la esperanza de encontrar en otras partes el pan cotidiano?

Por lo tanto a aquellos que, al considerar las miserias ocasionadas por la emigración, exclaman serenamente: Y, ¿por qué tanta gente emigra? Es fácil responder. La emigración, casi en la totalidad de los casos no es un placer, sino una necesidad inevitable. Sin duda entre los emigrantes también hay malos sujetos, vagabundos y viciosos: pero esos son minoría. La inmensa mayoría, para no decir la totalidad de aquellos que expatrían, para irse a la lejana América, no son de este temple; no huyen de Italia por aborrecer el trabajo, sino porque este les falta y no saben como vivir y mantener la propia familia.

Un excelente hombre y cristiano ejemplar de un pueblito de montaña, donde algunos años atrás yo me hallaba en visita pastoral, se me presentó para pedir la bendición y un piadoso recuerdo para sí y para los suyos próximos a partir para América. A mis observaciones él opuso este tan simple como doloroso dilema: o robar o emigrar. Robar no debo ni quiero, porque Dios y la ley me lo vedan; ganar aquí el pan para mí y para mis hijos no me es posible. ¿Qué hacer por lo tanto? Emigrar es el único recurso que nos queda… No supe que agregar. Lo bendije emocionado recomendándolo a la protección de Dios, y una vez más me convencí que la emigración es una necesidad que se impone como remedio supremo y heroico al que hay que someterse, como a una dolorosa operación se somete el paciente para evitar la muerte.

La religión y la emigración, he aquí ya los únicos dos medios que podrán en el futuro salvar a la sociedad de una gran catástrofe: una enviando a otros continentes el sobrante de la población; la otra, consolando con alentadoras esperanzas el desesperado dolor de los infelices. (La emigración italiana en América – Piacenza 1887)

En la foto – Monumento a Juan Bautista Scalabrini en el Seminario de México, D.F.

Fuente/Autor: Una Voz Viva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *