La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Miles de universitarios y profesores se solidarizan con el Papa
01/27/2020
17 de febrero, Jornada Nacional por la Vida, la Familia y México
01/27/2020

Noticias

Integración de grupos

27 de enero de 2020

Los equipos coordinadores de movimientos y asociaciones católicos de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara, conformada por las Diócesis de Tepic, Aguascalientes, San Juan de los Lagos, Ciudad Guzmán, Colima, Autlán, Guadalajara y El Nayar, han sido convocados para acrecentar su formación, la cual será permanente.

INCULTURACIÓN EVANGÉLICA

La coyuntura histórica que vive la Iglesia peregrina en América Latina y El Caribe, es acción directa del aliento divino, que es fiel a la Esposa del Cordero, y sigue incendiando con sus llamas de fuego este templo santo.
La historia de la salvación, que sigue escribiendo el Dios de la vida, urge a que todos los bautizados se conviertan en discípulos misioneros del único Salvador y Señor Jesucristo.
Para ser discípulo del único Maestro, es necesario adentrarse en la hoguera de la pasión por Dios. Esto implica adherirse con mente y corazón a la única enseñanza de Jesús, y convertirse en oblación cotidiana.

NECESARIA LA CONVERSIÓN COTIDIANA

Es verdad que la docilidad del discípulo a Cristo lo ha de llevar a metanoía, traducida en el seguimiento radical del Evangelio de la vida, al impulso del Espíritu.
La conversión del corazón conlleva aquella respuesta única para dejar atrás al «hombre viejo» y resucitar a la vida con Cristo. Sentimientos y pasiones se vuelven a su Creador para ser fortalecidos con la gracia que los conecta con las virtudes propias de un discípulo que muestra aquella madurez propia de un fiel que es conducido por el original «Hálito Vital» que se cierne sobre la faz de la Tierra. Clara connotación de todo bautizado, que ha sido sumergido en la redención del Mártir del Gólgota, para así tener por pura gracia, el don de la vida nueva.
La conversión de mente y corazón, es adhesión sincera y consciente, dando razón de una fe que activa y dinamiza la vida de un auténtico creyente, que en el mundo realiza y construye la civilización del amor, y que lo lleva a las consecuencias de una transformación cristiana de la realidad, en su persona y en la sociedad.

MEDIANTE EL SEGUIMIENTO

El seguimiento radical del discípulo a Cristo, tiene como consecuencia dejar atrás los frutos de la antigua ley del pecado, sin perder de vista la santidad en la que fue engendrado, al ser hijo de Dios e hijo de la Iglesia, y así transformar las estructuras de este mundo corrompido.
Es seguimiento, no fanatismo infecundo; porque lo primero parte de aquel discípulo que, desde su libertad, ha encontrado al único Maestro, con Él vive, a Él lo sigue. Lo segundo sería religiosidad o piedad alienante, que subyuga y elimina a la persona, la paraliza mentalmente para dar la respuesta libre, consciente y gozosa, que lo haría vivir en plenitud la filiación divina.

COMPROMISO VISIBLE

En un verdadero discípulo de Jesús, no puede haber divorcio entre la fe y razón, y su testimonio moral o político, si es, es, y la verdadera conversión de la mente, lo llevará a tomar en cuenta las diversas áreas de realización de una persona cristiana y católica. Una es la vida, una es la persona, una es la respuesta, que tiene todo aquel que se adhiere libremente a este proyecto de vida, donde la dignidad de las personas no se pone en oferta ni está a la venta, porque es dignidad nacida en las manos del Creador.
El influjo del Espíritu Santo enciende los corazones de los verdaderos discípulos a esta conversión radical, para volver al proyecto del Reino de la verdad y de la gracia, al Reino de la paz el amor, en el que, dentro de la Iglesia, cada creyente convertido en discípulo emprende la tarea inteligente, para cuestionar las estructuras sociales e impregnarlas de los valores del Evangelio, como la paz, la verdad y la justicia, entre otros.

CONGRESO PROVINCIAL

Los días 2 y 3 de febrero próximo, habrá en Guadalajara una muy buena oportunidad para profundizar en la riqueza del Documento de Aparecida. Los equipos coordinadores de movimientos y asociaciones católicos de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara, conformada por las Diócesis de Tepic, Aguascalientes, San Juan de los Lagos, Ciudad Guzmán, Colima, Autlán, Guadalajara y El Nayar, han sido convocados para acrecentar su formación, la cual será permanente. Es, a la vez, una responsabilidad no desaprovechar esta oportunidad. Más informes en el teléfono 3121 2611, de la Casa Cornelio.

Fuente/Autor: PBRO. SANTIAGO NAVARRO – Semanario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *