“Hay que hacer el bien, todo el bien posible, y hacerlo de la mejor manera posible”.

Beato Scalabrini
7 PASOS DEL ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL
01/27/2020
Proyecto de vida de Jesús de Nazaret
01/27/2020

Rincón Vocacional

ENTREVISTA A J. HERMILO CORTÉS SOLÍS

27 de enero de 2020

1.- Preséntate.

Mi nombre es Juventino Hermilo Cortés Solís. Nací el 25 de enero del 1975 en Palenque Palotal, Mpio. de Córdoba, Ver. Soy el sexto de siete hermanos. Llevo seis años ya como seminaristao en la Congregación Scalabriniana. Actualmente estoy finalizando el noviciado en Purépero, Mich.

2.- ¿Cuál fue tu proceso vocacional?

Les comparto que por un momento pensé que a mis 24 años, ya no era posible ingresar a un seminario; según yo, el tiempo ya había pasado. Sin embargo, para Dios esto no es pretexto. Fue así como un día gracias al apoyo de un seminarista diocesano que se fijó en mí, no sin antes apoyarme en algunos problemas personales que tenía, con lo cual pude volver con dignidad la mirada hacia quien tanto nos ama (Dios). Descubrí en esta experiencia una nueva oportunidad de vida que me llenó de nuevos bríos, y me abrió los oídos del corazón para escuchar la voz del Padre que llama.
No pasó mucho tiempo después de esto, que el seminarista diocesano me contactó con el Padre Román, lo cual me sorprendió todavía más, pues pensé que la invitación que él me hacía era para entrar al diocesano, pero no fue así, sino con los Misionero de San Carlos, de los cuales nunca había escuchado. No obstante, eso no me importó, lo que deseaba era sólo atender el llamado que sentía desde lo profundo de mi ser. Así que, fue en el 99 cuando realicé mi preseminario en la ciudad de México, donde sin más preámbulos y un proceso corto decidí dar mi sí al Señor.
Durante todo este tiempo de formación, me he enriquecido con todas las experiencias de misión que me ha tocado estar, tales como: misiones en Oaxaca, Jalisco, Chiapas, Veracruz, y la Noria, Michoacán, por supuesto, también en Purépero, donde actualmente resido desde el noviembre pasado.

3.- ¿Cómo estás viviendo esta etapa de noviciado?

De antemano les cuento que después de haber tenido la experiencia de un año fuera del seminario, de alguna forma ha hecho que mi regreso al mismo, haya sido más convencido de lo que deseo. En este sentido, desde el momento de iniciar esta nueva etapa he buscado un constante caminar poniendo mi vida en manos de Jesús. No ha sido fácil, sin embargo, gracias al apoyo de mis formadores y hermanos de comunidad, sigo adelante.
El noviciado es un tiempo de reflexión personal, un tiempo de encuentro con Dios a través de la oración, pero sobre todo es un tiempo de decisión, vocacionalmente hablando, y en cual debes ser claro y honesto, no solo contigo mismo, sino también con los formadores, pues se avecina el compromiso más importante de esta etapa; esto es, la primera profesión religiosa, en la cual uno pasa a formar parte de la gran familia scalabriniana como religioso.
Debido a esto, sigo poniendo todo mi esfuerzo para aprovechar todo lo que se me está proporcionando, para después poderlo compartir con los que me rodean, sea con mis hermanos de comunidad, sea en el apostolado y demás personas con las que me encuentre. Estoy convencido de mi sí al Señor, es por eso que como san Agustín, digo a Dios, “dame lo que me pides y pídeme lo que quieras,” pues sólo de así podré alcanzar mi objetivo.

4.- Un mensaje a los Jóvenes Sin Fronteras.

Jóvenes, ustedes son el futuro del mañana, no tengan miedo a dejarse amar por Dios, pues él sabe lo que desea y espera de nosotros. No nos va a pedir más de lo que podemos dar. Dense la oportunidad como yo de descubrir, cuál es el proyecto de Jesús para ti. ¡Acuérdate! que hay tantos en el mundo que sufren, y a los cuales tú puedes servir. No les niegues esta posibilidad. Sé uno de los tantos que han donado su vida para ganar a otros más. Cristo necesita de ti, por eso, si te llama, no lo rechaces, al contrario ¡Escúchalo!

En la Foto – Hermilo con la guitarra.

Fuente/Autor: Hermilo Cortés Solís

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *