“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Hay 103 millones 263 mil 388 mexicanos: INEGI
01/27/2020
ANIVERSARIO ORDENACIÓN SACERDOTAL DEL PADRE ERNESTO ESQUEDA SÁNCHEZ
01/27/2020

Noticias

Cuestiona Papa silencio de Dios durante crímenes en Auschwitz

27 de enero de 2020

Visita en GALERIAS DE FOTOS una reseña de esta visita del Papa.

Afirmó que era casi imposible hablar en “este lugar de horror… donde se cometieron crímenes masivos sin precedentes contra Dios y el hombre”, a lo que agregó “¿por qué, Señor, permaneciste en silencio?”

Auschwitz, Polonia
Domingo 28 de mayo de 2006

El papa Benedicto XVI, al visitar Auschwitz como “hijo del pueblo alemán”, dijo que “hablar en este lugar de horror, en este lugar donde se cometieron crímenes masivos sin precedentes contra Dios y el hombre, es casi imposible, y es particularmente difícil y perturbador para un cristiano, para un papa alemán”, dijo.
“En un lugar como éste, fallan las palabras; al final, sólo puede haber un silencio sobrecogedor, un silencio que a la vez es un clamor del corazón a Dios: ¿Por qué, Señor, permaneciste en silencio?”

Dijo que así como su predecesor Juan Pablo II visitó el lugar como polaco, él lo hacía como “hijo del pueblo alemán”.

“Los jefes del Tercer Reich querían aplastar a todo el pueblo judío, borrarlo de la nómina de los pueblos de la tierra”, dijo.

“Al destruir a Israel con la Shoá, querían en última instancia destrozar la fuente de la fe cristiana y reemplazarla por una fe inventada por ellos”.

Benedicto XVI ingresó al campo con actitud solemne y las manos unidas luego de pasar bajo la infame puerta como una solitaria figura de blanco.

El séquito papal vestido de negro se mantuvo a distancia cuando Benedicto XVI cruzó la puerta bajo el letrero “Arbeit Macht Frei”, o “El trabajo libera”.

La visita está cargada de significado para las relaciones católico-judías, un tema favorito de Benedicto XVI y de su predecesor Juan Pablo II.

En un acto anterior de la visita a Polonia, unos 900 mil polacos cantaron, aplaudieron y agitaron banderas del Vaticano el domingo sobre una pradera húmeda de Blonia, durante la misa oficiada por el Papa, que los instó a compartir su fe con otros países de Europa.

Benedicto ha pedido que Polonia sea una guía de la fe en Europa, donde ha decrecido el número de personas que practican activamente su religión. El país se integró a la Unión Europea hace apenas dos años, una década y media después del colapso del régimen comunista.

El Papa, de 79 años, ha pronunciado muchas partes de sus discursos y homilías en polaco, y ha hecho menciones frecuentes a los pasos de Juan Pablo II. Visitó Wadowice, el lugar donde nació su antecesor, y la misa del domingo se realizó en el mismo lugar en que Juan Pablo atrajo también a grandes multitudes durante sus viajes a Cracovia, donde fue arzobispo antes de que se le eligiera Papa.

Benedicto ha recibido aplausos entusiastas al alentar a las plegarias por la canonización de Juan Pablo y al confiar en que ello ocurrirá en “un futuro próximo”.

Fuente/Autor: AP – El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *