Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
TERMINA EL PRESEMINARIO DE LOS JSF
01/27/2020
La misa más multitudinaria de la historia de Australia
01/27/2020

Noticias

Cambia Benedicto XVI ‘papamovil’ por ‘papalancha’ en Sydney

27 de enero de 2020

En al Sección de GALERÍAS DE FOTOS estamos subiendo las Fotos del PRESEMINARIO JSF 2008.

Con ese paseo, Benedicto XVI hizo su entrada en Sídney y llegó al muelle de Barangaroo, donde decenas de miles de jóvenes, en cifras del cardenal de Australia, George Pell, le esperaban.

Sídney, Australia

El papa Benedicto XVI ha cambiado hoy por un rato el papamóvil por un barco con el que se paseó por la bahía de Sydney, desde el que saludó a los peregrinos que desde ambas orillas y otras embarcaciones salieron a recibirle.

Con ese paseo, Benedicto XVI hizo su entrada en Sydney y llegó al muelle de Barangaroo, donde “decenas de miles” de jóvenes, en cifras del cardenal de Australia, George Pell, le esperaban para escuchar su discurso.

El barco del Papa, en el que viajaban quinientos jóvenes y decenas de religiosos, entre ellos varios cardenales, fue escoltado durante los cuarenta y cinco minutos que duró el paseo por seis helicópteros, decenas de policías en motos acuáticas y lanchas rápidas, y cientos de católicos que viajaban en un centenar de embarcaciones a su alrededor.

Joseph Ratzinger comenzó la travesía en la proa del barco pero, según avanzó el paseo, se refugió en el interior para protegerse del clima fresco del invierno australiano.

Al llegar a Barangaroo, los jóvenes recibieron a su líder espiritual con una impresionante puesta en escena, que incluyó cánticos y danzas tradicionales de los aborígenes de Australia.

Cuando descendió del barco, los jóvenes estallaron en gritos de vivas y otras muestras de alegría, mientras por los altavoces se les animaba a cantar “Benetto”, “Benedetto” (su nombre en italiano).

Una vez en el muelle, el Papa volvió a su tradicional papamóvil con el que recorrió una parte del embarcadero y se desplazó hasta un gigantesco escenario montado para la ocasión.

Después Benedicto XVI pronunció un discurso en el que habló a los jóvenes sobre el insaciable consumo y les alentó a proteger el medio ambiente.

También les previno contra la exaltación de la violencia y la degradación sexual, a menudo presentadas como un entretenimiento por la televisión e internet.

Sin embargo, no ha pedido de momento el perdón que muchos australianos esperan haga por los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica en ese país.

Al terminar el discurso, los jóvenes volvieron a aclamar a Benedicto XVI, que para salir del muelle utilizó de nuevo el papamóvil.

Fuente/Autor: EFE – El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *