Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Vuelca tráiler con indocumentados en Chiapas
01/27/2020
Benedicto XVI exige colaboración para evitar la muerte de inmigrantes
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Caen casi 600 en redada de Misisipi

27 de enero de 2020

Nueve de los detenidos que eran menores de 18 años fueron puestos bajo custodia de la Oficina de Reubicación de Refugiados.

Las autoridades federales afirmaron que un trabajador sindicalizado proporcionó la información hace años, cuando comenzó la investigación

Laurel, Estados Unidos

Una gran redada en una planta de manufactura en el sur de Misisipi causó pánico entre las familias hispanas del pequeño poblado de Laurel, donde agentes federales detuvieron a casi 600 empleados por su presunto estatus migratorio ilegal.

Un trabajador detenido en la operación del lunes realizada en Howard Industries Inc., una productora de transformadores eléctricos, dijo que sus colegas aplaudieron mientras los inmigrantes eran puestos bajo custodia.

Los detenidos eran originarios de Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, y Alemania, afirmó Bárbara González, vocera de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Aproximadamente 100 de los arrestados fueron liberados por razones humanitarias.

Muchos de ellos eran madres a las que se les colocaron brazaletes electrónicos para vigilarlas y se les permitió volver con su hijos, informaron las autoridades.

Elizabeth Alegría, mexicana inmigrante de 26 años, se encontraba trabajando en el momento que los agentes de la ICE realizaron la operación; cuando los agentes supieron que era madre de dos hijos, de 4 y 9 años, le colocaron un brazalete y le indicaron que debía presentarse en la corte el próximo mes. Su esposo no tuvo tanta suerte.

“Estoy muy asustada porque no sé si van a dejar ir a mi esposo y cuándo lo voy a ver”, afirmó Alegría a través de un traductor, al tiempo que regresaba a Howard Industries para recuperar su auto.

Otros 475 empleados fueron trasladados a una instalación federal de la ICE, en Jena, Luisiana. Nueve de los detenidos que eran menores de 18 años fueron puestos bajo custodia de la Oficina de Reubicación de Refugiados.

Las autoridades federales afirmaron que un trabajador sindicalizado proporcionó la información con la que se comenzó la investigación a la fábrica hace varios años.

John Foxworth, el abogado que representa a algunos de los inmigrantes detenidos, afirmó que el martes ocho de ellos se habían presentado en la corte federal en Hattiesburg, Misisipi, acusados por el supuesto uso de números de seguro social falsos e identificaciones de residencia fraudulentas.

Fuente/Autor: Grupo Reforma/AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *