Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Calderón dice que los mexicanos indocumentados en EU sufren ‘franca persecución’
01/27/2020
Desde Aparecida, rumbo al III CONAMI
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

A 18 AÑOS DEL ASESINATO DE LOS SACERDOTES JESUITAS

27 de enero de 2020

EL SALVADOR , CA

“Nuestros mártires vivirán siempre en el corazón de un pueblo que invoca la paz sin violencia, la justicia con equidad”, dijo el rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) de San Salvador, el jesuita José María Tojeira, conmemorando el aniversario 18 del asesinato de seis de sus hermanos, de una de sus colaboradores y de su hija adolescente en 1989 durante una incursión del ejército en el ateneo de la capital.

Reunidos en procesión cientos de fieles conmemoraron el domingo pasado la masacre de los jesuitas, ocurrida durante la guerra civil (1980-1992), aún cubierta “por la impunidad y la injusticia” como recordó el padre Tojeira. A pesar de las repetidas peticiones de la UCA para hacer luces sobre los mandatos, las investigaciones no fueron jamas reabiertas después de un proceso a nueve militares realizado 16 años atrás archivado con dos condenas sucesivamente suspendidas.

Al amanecer del 16 de noviembre de 1989 un grupo de militares del batallón Atlacatl —una unidad específicamente adiestrada en los Estados Unidos para la lucha contra la guerrilla— hizo irrupción en la UCA y mató a sangre fría a los religiosos españoles Ignacio Ellacuría, entonces rector de la UCA, Ignacio Martín Baro, el vicerector, Segundo Montés, Juan Ramón Moreno, Armando López y el salvadoreño Joaquín López y López, además de la cocinera del ateneo Elba Julia Ramos y su hija de quince años Celina Mariceth Ramos.

Nueve soldados, entre ellos el director de la Escuela Militar de la capital, coronel Guillermo Alfredo Benavides, fueron procesados en 1991 por responsabilidad en la masacre. Entre estos Benavides y el teniente Yusshy Mendoza fueron condenados a 30 años de cárcel, pero se beneficiaron dos años después de la amnistía proclamada en 1993 por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), entonces en el gobierno, en el ámbito de los acuerdos de paz que en 1991 pusieron fin a 12 años de conflicto.

Fuente/Autor: Misna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *